7

Tras el estreno de American Crime History: The Assassination of Gianni Versacen [VIDEO], sin duda una de las mejores series [VIDEO] del año, hemos sido capaces de conocer y profundizar en la vida (y muerte) de uno de los más sugerentes asesinos en serie de los últimos tiempos. Entre nuevas y antiguas reseñas hemos elaborado una lista de potenciales víctimas del criminal que, de no haber muerto siendo perseguido por la policía, podría haber intentado llevar a cabo.

Acosó a Lisa Kudrow

Las revelaciones de Lisa Kudrow, la entrañable Phoebe de la serie Friends, sobre su encuentro con Andrew Cunanan, el asesino de Gianni Versace, nos hacen recordar el macabro escenario que hubiera podido suceder si el homicida hubiera podido completar algunos de sus planes: matar a Sylvester Stallone, Madonna y Nicole Kidman.

Una cena terrorífica

Semanas antes de que el homicida del modisto llevara a cabo su #Asesinato más famoso, asistió a una cena en Hollywood donde, entre otros invitados, compartió mesa con la actriz de Friends, en su cuarta temporada en aquel momento, y el director de cine Todd Haynes.

Es este el que narra el tenso momento en el que Cunanan acosó a Lisa Kudrow. Según confesiones aparecidas en Vanitatis, la actriz le contó que “¡Este tipo realmente me da escalofríos! ¡Me arrinconó y no se iba! (…) ¡”No me dejaba en paz!”. La propia Kudrow le contó a una amiga que el asesino tenía “esa mirada salvaje en los ojos y seguía hablando y hablando... ¡acerca de sí mismo! Me dijo que sería un gran actor y me empezó a soltar nombre tras nombre. Estaba muy incómoda”.

Sylvester Stallone fue alertado por el FBI

Entre esos nombre podrían estar el de otras estrellas de Hollywood que estuvieron en el punto de mira de Andrew Cunanan. Así, el actor Sylvester Stallone contó a a la revista Time que el FBI se había puesto en contacto con él para advertirle que tenían conocimiento de una conversación entre el criminal y el dueño de un bar en la cual, al parecer, el joven prostituto buscaba datos sobre los hábitos en Miami del propio actor y de Madonna.

La revista hacía también alusión a una entrevista vendida por el último amante de Cunanan al National Enquirer y donde descubría como otro de sus objetivos a Nicole Kidman. El también compañero de habitación desvelaba como el homicida solía hablar de las ganas que tenía de asesinarla.

Celoso de Nicole Kidman y obsesionado con Tom Cruise

Según parece, la razón para hacer desaparecer a la actriz era realmente la obsesión que tenía con, por aquel entonces su marido, Tom Cruise. El psicokiller estaba completamente obsesionado por la estrella protagonista de decenas de blockbusters y pretendía conquistarlo. Por lo visto le escribía cartas de amor, tenía la habitación empapelada con sus fotos y poseía todas sus películas. Pero había alguien que, según el asesino en serie, se interponía en sus planes para llegar al cotizado actor y no era otra que su mujer. Por esa razón sentía unos terribles celos y había decidido acabar con ella.

Las estrellas huyeron de Miami

A propósito de aquellos días de incertidumbre, Ricky Martin, parte del elenco de la serie junto a Penelope Cruz y que interpreta a la pareja del diseñador, recuerda que "por entonces Sylvester Stallone vivía en Miami, como Madonna o los Bee Gees y todos se marcharon.

Teníamos miedo” #Penélope Cruz #Series