Casi desde que hace cerca de una década Sálvame echase a rodar, con afán de romper todos los moldes de lo hecho nunca antes en antena en relación al trato de las noticias de corazón, se ha venido hablando de la existencia de un "cajón oscuro" con todo el material más potente que ha ido llegando al programa a través de confidentes, paparazzis o personas cercanas a rostros famosos.

Sin embargo, hasta hace muy poco, lo que era una comidilla habitual en los pasillos de la cadena de Fuencarral, generando todo tipo de chascarrillos en plan "cuando te saquen el cajón oscuro...", no se había confirmado. Ahora, por fin podemos decir en voz alta y con toda seguridad que este material clasificado sí que existe y está en posesión de la cadena estrella de Mediaset España.

Así lo confirmaba uno de los pesos pesados del programa como es el director de este espacio y otros en Telecinco, David Valdeperas, quien en una de sus pocas apariciones en televisión más allá de las bambalinas de Sálvame, acaba confesando lo que este contiene [VIDEO].

La revelación de la existencia del cajón de Sálvame

Concretamente, lo que Valdeperas tenía conocimiento directo tras haberlo inspeccionado eran "imágenes y lo que no son imágenes", es decir todo tipo de material [VIDEO], de multitud de personalidades que podrían acabar con sus carreras y que podrían poner en cuestión al mundo del corazón de salir a la luz.

Una confesión que confirma pues lo que muchos se temían y que abre ahora otras muchas preguntas al respecto como dónde lo tienen guardado, quiénes tienen acceso a él, si los afectados que forman parte del programa son conocedores de aquello que les atañe directamente o si alguna vez se ha usado.

El contenido del cajón oscuro

Sobre esta última cuestión, según han asegurado alguna vez algunos rostros que han sido vilipendiados sistemáticamente por este y otros espacios de la misma casa, lo que se tendría de ellos en este "cajón reservado" podría haberse utilizado para conseguir sacarles confesiones de todo tipo o para abrir nuevas líneas de investigación partiendo de la base de lo que ya saben y que nunca antes ha sido publicado.

Sea como fuere, lo cierto es que este tipo de adquisiciones, a buen seguro no le han costado gratis a Sálvame, lo que dicho de otra manera, ha costado un fuerte desembolso, a buen seguro que lo acabarán utilizando antes o después para amortizar la inversión. Más de uno a buen seguro que ya está temblando.