Lo suyo es irreconciliable. Desde que se produjera el salto a los medios de comunicación de Toño Sanchís, el que fuera representante de la conocida como la princesa del pueblo no ha dejado de revelar asuntos íntimos haciendo valer la relación profesional que ambos mantuvieron durante más de una década para atacar sin piedad a Belén Esteban.

Algo que no ha dejado de hacer desde que fichara por El Programa de Ana Rosa, primero, y más tarde por Viva la Vida de Toñi Moreno y debutara en la radio de la mano de Radioset. Allí, cuesta encontrar un solo día en el que este no haya decidido sacar el tema de la de San Blas para dejarla a la altura del betún.

En los capítulos más recientes, si hace una semana aprovechaba para revelar a todo el mundo el supuesto problema que la rubia más famosa de España tiene con el aseo, asegurando que no le gusta nada ducharse, ahora ha ido un paso más allá si cabe para atizar a su archienemiga dándole donde más le duele.

Hablamos cómo no, del asunto de la infidelidad que en su día habría cometido el actual novio de Belén, Miguel Martos, y que provocó una ruptura y una posterior reconciliación que echaba por tierra parte del discurso de la colaboradora de Sálvame [VIDEO] en relación a los personajes infieles sobre los que hablaban y siguen hablando en el programa.

Es precisamente este asunto el que está copando horas y horas de programación en Sálvame [VIDEO], el de la infidelidad de uno de sus compañeros como Gustavo González con el que el valenciano decidía atizar a Belén con el tema de la infidelidad de "El Migue", como esta gusta de llamarle cariñosamente.

Toño da donde más le duele a Belén Esteban

Sobre este asunto, y sin que nadie le pidiera que sacara a la colación a la Esteban, el representante de famosos indicaba que el trato que está brindando a Gustavo “es algo inaudito". Para Toño ella "tendría que ser el apoyo" de su colega. Y es que, después de que le pasara lo que le pasó y que haya acabado aceptando que todos podemos equivocarnos y gozar de una segunda oportunidad, no tiene sentido que se haya convertido el látigo del paparazzi.

Por si esto no fuera suficiente, Sanchís se permitió el lujo de poner en evidencia a Belén Esteban recreando el momento en el que se enteró de la infidelidad de su futuro marido: "Seguro que Miguel cuando volvió a casa le dijo ‘oye, yo te he sido infiel y no soy ningún canalla', espetó con tono irónico sacando a colación el tema del pasado que esta quiere evitar se recuerde en los medios.