Cuando les llamó producción por primera vez y les comentó que las condiciones de vida que se iban a encontrar durante su paso por Supervivientes 2018 eran verdaderamente extremas parece que algunos no quisieron oírlas, creyeron que no eran tales, o las minimizaron extasiados por el sueldo que la cadena de Fuencarral les iba a ir ingresando en sus cuentas corrientes por cada semana completada en Honduras.

Lo cierto es que parece que alguno o no se leyó bien a lo que se exponía, o no lo supo expresar correctamente ante sus seres más cercanos como parece está sucediendo con la madre de una de las concursantes de Supervivientes 2018, quien no ha tenido pudor alguno a la hora de denunciar [VIDEO] públicamente lo que considera una situación manifiestamente inaceptable.

Hablamos de la madre de Melissa Vargas, quien desde que comenzara la aventura de su hija en el Caribe no se ha perdido ni un solo resumen y ni una sola noticia que tuviese a su hija como protagonista sintiéndose alarmada por lo que está conociendo de lo que entendía era un juego controlado al máximo por la producción y en el que nada malo les podía pasar.

Nada más lejos de la realidad, la madre de la superviviente aseguraba que a su chica se le está sometiendo a unas condiciones a todas luces inaceptables e inhumanas que espera cesen cuanto antes por el bien de todas las partes implicadas en este formato de tele realidad.

Según sus propias palabras, vertidas en el debate de los domingos del reality show más extremo de la televisión española, sobrepasa todas las líneas rojas que su hija estuviese, ya no solo "aislada", sino que se le llegase a "atar [VIDEO] con una cadena" durante un tiempo.

Algo que esta cree fue una sobrada inaceptable por parte de la organización de este espacio.

Supervivientes 2018, la edición más dura

Unas durísimas palabras que dejaban sin habla a los espectadores tanto del plató como de casa y que provocaba que se le calmara indicándole que apenas se trató de un instante y que su hija nunca ha llegado a estar aislada como tal, dado que siempre hay personas del equipo de este programa que están al lado de los participantes en cada edición. De esta forma se les garantiza que nada malo les puede pasar ante cualquier complicación, sea del tipo que sea esta.

Las explicaciones no parecieron convencer a una madre que, como algunos espectadores, creen se están pasando en su afán de convertir la presente edición en la más dura. Parece que este año no se andan con chiquitas.