Quién se lo iba a decir a ella aquel día, dos décadas atrás, que salía en los medios de comunicación por primera vez para confirmar que Jesulín de Ubrique, uno de los personajes más deseados de España por aquel entonces, ya no era soltero y que ella había sido la afortunada que le había sacado de la soltería definitivamente.

Veinte años después, los mismos que canta el bolero, la conocida como Princesa del pueblo ha conseguido no solo una fama que le acompaña desde entonces o una carrera televisiva que sigue su curso en #Telecinco, sino una fortuna de millones de euros convirtiéndose, por el caso y su prolongación en el tiempo, en una 'rara avis' en el panorama mediático mundial.

¿La 'Lady Di' española?

Partiendo de que nada gusta más a los estudiosos universitarios que los ejemplos paradigmáticos, no es de extrañar que, tras tanto tiempo en la picota, se haya convertido en la protagonista de estudios [VIDEO] de doctorado en una Facultad de Sociología. La razón, la colaboradora de Sálvame es uno de los claros ejemplos de fenómeno social inesperado y mantenido en el tiempo.

Comparada en algunos escritos con Lady Di, la malograda princesa de Gales, la de San Blas ya protagonizó escritos en la prensa internacional como los que venían firmados por el prestigioso periodista del diario francés 'Le Monde' donde, tras analizar su éxito mediático, se manifestaba auténtica admiración por lo logrado por alguien surgido de la nada.

Es precisamente esta condición de chica de barrio humilde y familia aún más lo que centra parte de los estudios sobre su fenómeno social.

Esa capacidad para conseguir que muchísimas personas se sientan identificadas con esa "otra" que, a pesar de todo lo sucedido, ha sabido echar para adelante y sacar a sus lomos a toda una familia explicaría el porqué de mucho de su éxito.

Belén Esteban en la universidad

No en vano, se llega a asociar a #Belén Esteban por parte de la investigadora universitaria María Lamuedra Graván [VIDEO] con una heroína postmoderna, dada la capacidad de superación e influencia que esta representa en un amplio sector de la sociedad, así como por el esfuerzo que esta sigue empleando para sobreponerse a todo lo que la rodea siendo la polémica la compañera de viaje que más tiempo ha acompañado a la de San Blas.

Si se lo hubieran dicho hace veinte años jamás lo hubiera creído, pero es ya toda una realidad. Belén Esteban es objeto de estudios universitarios como fenómeno sociológico. Parece que se lo ha ganado.