Dicen que las relaciones entre personas del mismo signo del zodiaco se acaba antojando imposible y parece que entre aquellas que comparten nombre de pila también.

Al menos eso es lo que se veía comentando en las últimas horas en las redes sociales después de asistir a un nuevo enfrentamiento entre la presentadora de Viva la vida en Telecinco y su colaborador estrella en lo que parece una guerra entre ambos cada vez más sucia.

Se lía en 'Viva la Vida'

Obligados a entenderse y debatir por exigencias de las alturas en Mediaset España ya nadie duda de que la relación entre conductora y tertuliano se está haciendo insorportable.

Sobre todo a raíz de la escalada en las declaraciones entre Toño y Belén a raíz de su inminente sentencia que dirimirá quién tiene razón entre tantas acusaciones cruzadas.

Era precisamente este tema el que llevaba al representantes de famosos a hablar de nuevo de su vida al sofá del magacín dominical ante una Toñi que nunca lo ha ocultado, mantiene una excelente relación con Belén Esteban y si tiene que tomar parte en esa batalla que ni se lo pregunten.

Después de vociferar circunloquios que mareaban a la audiencia y la propia Moreno, la presentadora no dudó en cortar la enrevesada y poco clarificadora versión de lo que esperan serán sus nuevos pasos cuando en cuestión de días [VIDEO] se conozca el fallo.

En un momento dado, esta le paró los pies y le dijo que no se estaba entendiendo nada.

Que se limitara a explicar, si tiene capacidad de recurrir -lo que parece esta creía no era posible- si lo hará o no en el caso de que las cosas no le vayan como él espera. Algo que, como era de esperar, el levantino indicó no contempla.

Lo hacía espetando el siguiente comentario al enemigo íntimo de Belén Esteban: "Vale, Toño, imagínate que recurres la sentencia pero que pierdes". A renglón seguido, y después de ver cómo le cambiaba el rostro a un Toño que buscaba cómplices en el plató, matizaba y agregaba "no te deseo nada malo".

La tensión entre Toñi y Toño Sanchís

Este afán por quedar bien y hacerlo con cierto retintín sacaba la peor versión de un Toño que se sentía menospreciado en su propia casa, en el plató del programa que le paga y ante una presentadora que no para de lanzarle puyas [VIDEO] cada vez que puede.

Era entonces cuando Sanchís, con una clara actitud vengativa, devolvía el menosprecio regalándole con un tono de lo más contundente un desairado "lo que tú desees, sinceramente, me da igual". La tensión entre ambos es cada vez más insoportable.