Quedan muy pocos días para la entrada de Iñaki Urdangarín en la cárcel como consecuencia de la condena que le impuso la Audiencia de Palma por su participación en el caso Nóos [VIDEO]. Hoy es el día que podrían ingresar en un centro penitenciario. Pero los expertos juristas no tienen muy claro sobre lo que pueda pasar con se sentencia. Hasta el punto de que barajan cuatro alternativas que pasarían por los siguientes escenarios: que el tribunal mantenga, reduzca, anule o incluso endurezca la sentencia judicial que es de seis años y 3 meses de prisión.

No obstante, también está cobrando especial relevancia otra opción planteada por algunos de los juristas más importantes del país.

No es otra que hoy mismo el cuñado del Rey de España, Felipe VI, entre a la cárcel para a los pocos días recobrar su régimen de libertad. Este escenario se podría producir en función de que el marido de la infanta Cristina aludiría defecto de forma en el proceso judicial. De esta forma, se libraría de pasar por la cárcel en uno de los escenarios más favorables para sus intereses, pero también para los de la monarquía española.

Una decisión que sería un escándalo nacional

De producirse esta situación, sería un duro golpe para la credibilidad de la justicia española. No en vano, se tendría la percepción en la opinión pública que el actual Rey de España [VIDEO] ha movido los hilos para que su cuñado no pase por este trance tan duro. Por otra parte, en el programa de Ana Rosa Quintana se le ha visto muy sonriente mientras transitaba en bicicleta por las calles de Bruselas.

Todo un síntoma sobre lo que puede pasar hoy mismo y de la que estarán pendientes de los medios de comunicación, tanto nacionales como de fuera de nuestras fronteras. Que pondría en un importante disparadero la marca España en el extranjero. Después de que el ex presidente de Francia, Nicolás Sarkorzy, haya entrado en la cárcel como consecuencia de la financiación ilegal de su partido en las elecciones del año 2007.

“Se le ve a Iñaki muy relajado”

En cualquier caso, los indicios son muy preocupantes sobre lo que le pueda pasar a Iñaki Urdangarín. Así se desprende de los comentarios de algunos colaboradores de espacio de Ana Rosa Quintana en que aluden a que “se le nota muy tranquilo y su rostro no refleja ningún tipo de tensión”.

Al igual que algunas declaraciones más bien enigmáticas en la televisión de su abogado, Mario Pascual Vives. En definitiva, todo muy extraño cuando faltan muy pocas horas para comprobar si al final entra en el recinto penitenciario.