La última víctima de la cadena de televisión #La Sexta está siendo la todavía presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes como consecuencia de su escándalo del máster realizado en la Universidad Rey Juan Carlos. No es el único miembro del #Partido Popular que ha sido duramente golpeada por los efectos de la corrupción. La lista de estos personajes es prácticamente interminable: Esperanza Aguirre, Ignacio González, Rodrigo Rato, José María Aznar, Nuñez Feijóo y una larga lista de dirigentes 'peperos' que han tenido una clara relación con el tema de la corrupción u otros temas delictivos o de clara incidencia social.

Pero curiosamente hay un nombre que nunca aparece en esta de grandes personajes.

Ese no es otro que la actual vicepresidenta del gobierno de Mariano Rajoy, la omnipresente #Soraya Saénz de Santamaría. Jamás ha tenido una mínima crítica por parte de los servicios informativos de La Sexta [VIDEO]. Ningún espectador ha podido ver nada negativo en contra de su persona por parte de esta televisión privada. Se trata de un efecto que muy pocos telespectadores han podido darse cuenta en su análisis televisivo. Es algo que puede comprobarse a través de los programas emitidos durante los últimos cinco años.

Pactos secretos con Jaume Roures

Uno de los motivos para que Soraya Saénz de Santamaría no haya tenido la más mínima crítica por parte de La Sexta es el acuerdo con los directivos de este canal de televisión que les sirva a sus intereses políticos. Creando una televisión declaradamente de izquierdas, pero con las que destruir a sus adversarios a la sucesión de Mariano Rajoy.

De esta forma, tanto los partidos denominados progresistas tendrían un medio de comunicación a su disposición. Como la vicepresidenta podría culminar su estrategia política para controlar todos los canales de información para utilizarlos a su completo antojo. Esta es una noticia que puede comprobarse a través de todos los contenidos de los programas informativos.

La vicepresidenta controla todos los medios de comunicación

Por otra parte, tampoco puede olvidarse el control que está desarrollando Soraya Saénz de Santamaría de todos los medios de comunicación. No solamente en televisiones, sino también en radios, diarios y hasta en los digitales. Solamente con la excepción de unos pocos representantes del últimos de estos medios.

No en vano, una de las funciones de la mujer fuerte del ejecutivo del Partido Popular es coordinar los trabajos de los servicios secretos españoles, el muy conocido CNI, y que ha mostrado durante los últimos años unos intereses muy oscuros con la manipulación de algunas de las noticias [VIDEO] que aparecen en los medios de comunicación. Hasta el punto de crear una seria divergencia en los intereses de los poderes en España.