Muchas veces, los rodajes de las películas se vuelven algo peligrosos, tanto para el equipo en general, como para los actores en particular. Para ello, hay una serie de profesionales, los 'dobles', que están especializados en llevar a cabo las tomas más peligrosas de las grabaciones.

Sin embargo, por exigencias del guión [VIDEO], muchas veces los directores se empeñan en que sean los actores principales los que hagan las escenas perdiendo de vista el riesgo que conllevan.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Así le ha pasado a la joven actriz de tan solo 20 años, Taylor Hickson, mientras rodaba la película Ghostland bajo las direcciones del director Pascal Laugier.

Taylor Hickson fue presionada por parte del director para que atravesase un cristal

Tal y como escribe la propia Taylor en una redacción que ella misma ha publicado, todo ocurrió a finales del año 2016 cuando se estaba llevando a cabo el rodaje de la película Ghostland. La actriz tenía que rodar una escena en la que, por exigencias del guión, debía de atravesar un panel de cristal.

Teniendo en cuenta que la acción podía tener cierto riesgo, pidió al director y a la productora que rodasen la escena con un doble. Sin embargo, ninguno cedió ante la petición alegando que se trataba de una acción totalmente segura.

Una vez fue convencida para rodar, la primera toma fue demasiado suave para el realizador, Pascal Laugier, por lo que instó a Taylor a que golpease el cristal con más fuerza, asegurando que estaba totalmente fuera de peligro. Sin embargo, el panel cedió ante sus puños y esta atravesó por completo el cristal, quedando inmersa en un montón de cristales.

Sufrió cortes en todo el rostro y en la parte superior del pecho por los que tuvo que recibir un total de 70 puntos.

La actriz ha impuesto una demanda contra la productora

La actriz ha decidido interponer una demanda contra la productora que irónicamente recibe el nombre de Incident Productions, por los daños ocasionados y los meses que ha tenido que permanecer sin realizar ningún tipo de rodaje. Después de que ya han pasado varios meses desde el incidente, Taylor se encuentra totalmente recuperada y lista para volver a las pantallas, sin embargo, la cicatriz de 70 puntos le quedará de por vida.

Por otro lado, la película tiene previsto el estreno [VIDEO]este próximo 15 de marzo, por lo que este tipo de escándalo no sabemos si perjudicará en sus ventas o, si por el contrario, suscitará algún tipo de curiosidad por parte del público.