Apenas ha pasado una semana desde que conociéramos que oficialmente se ha iniciado un proceso de investigación por parte de la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC) tras encontrarse indicios de que se ha estado emitiendo publicidad encubierta en el programa pudiendo enfrentarse a multas que alcanzan el medio millón de euros cuando vuelven más problemas a por este mismo espacio.

En este caso llegan a través de una durísimas y graves acusaciones realizadas desde el sector LGTBIAQ+. Concretamente de la conocida cantante como Nacha La Macha, [VIDEO] quien después de comprobar el trato al que le han sometido en el espacio más rosa de la televisión patria en sus últimos programas no ha tenido reparo alguno en denunciar públicamente la situación de "homofobia" que se está dando en este espacio sin que ningún mecanismo controlador tome cartas en el asunto.

Todo comenzaba el pasado 9 de febrero durante el desfile del Carnaval de Cáceres en el que participaba tanto Nacha como otras artistas como Chumina Power [VIDEO]. Ambas iban acompañadas de una tertuliana de renombre de este programa como lo es Lydia Lozano y, como es lógico, las cámaras de #Telecinco se desplazaban hasta el lugar de los hechos para elaborar una pieza que emitirían y comentarían en el plató.

Llegó el día de hacerlo y a estas no se les mentó ni una sola vez. Cada vez que se referían a las compañeras de actuación de Lozano lo hacían catalogándolas como "travestis", para máxima indignación de ambas que se sintieron etiquetadas, cosificadas y menospreciadas hasta el punto de decidir realizar una denuncia pública por la vejación que sentían habían padecido.

Un nuevo lío para Sálvame

Una queja que realizaban en sus perfiles en las redes sociales donde a La Macha no le temblaba el pulso a la hora de publicar que "las travestis tenemos nombre", recordando que si nunca se refieren a "Jorge Javier Vázquez como un homosexual" ella exigía el mismo respeto.

Ya en un segundo tweet esta insistía en que "no somos dos jarrones. Tenemos un nombre, una carrera y una trayectoria. Merecemos y exigimos respeto cuando se hable de nosotras".

Por si esto fuera poco, la acusación más grave estaba por llegar. Por un lado aseguró que todo estaba preparado para mofarse de Lydia Lozano pero que se les fue de las manos evidenciando "una homofobia" muy habitual dentro del colectivo que suelen sufrir estas y que siente muchísimo se fomente en televisión. Veremos si algún organismo toma cartas en el asunto. #Sálvame