El azote de Chayo y de la familia Mohedano en general, va camino de beber de su propia medicina. De momento las redes sociales se han unido en una campaña para boicotear el pregón del Carnaval de Cartagena para el que ha sido contratado, nada más y nada menos que junto a Sara Bruman, la vedette murciana "enemiga íntima" de Rosa Benito y de su hija Chayo.

Ha sido otro murciano de adopción Jesús de Blas, quien indignado ha decidido iniciar una campaña a través de Facebook y Twitter que está dando un gran resultado. Son muchísimas las personas que han dejado ya su queja en las webs de la Concejalía de Cultura de Cartagena y en el mismo Ayuntamiento.

El boicot va camino de ser un hecho.

La contratación de Kiko Hernández y de Sandra Bruman, vedette y empresaria, junto con su espectáculo; ha corrido a cargo del Patronato que se encarga de tales cuestiones y que está naturalmente subvencionado.

Se baraja la cantidad de 9000 euros y aunque no ha sido posible saber el caché de Kiko Hernández, las fuentes consultadas aseguran que no bajaría de los 3000 euros.

El Ayuntamiento, viendo el revuelo que se ha armado, tira balones fuera y remite a quien pregunta a que hable con el Patronato, que precisamente por esa misma figura jurídica no está obligado a dar cuentas y envía a quien pregunta al ayuntamiento, por lo que nos encontramos con la típica pescadilla que se muerde la cola. Habrá que esperar a la lejana aparición de la “página de transparencia” del ayuntamiento cartagenero para saberlo.

La presidenta de la Comisión del Carnaval le quita hierro al asunto diciendo que es una tontería, que si llevan a Kiko es porque les interesa y que la publicidad ante todo. El hashtag #BoicotCarnavalCartagena sigue en marcha.

Kiko Hernández indigna a los cartageneros

El diario La voz de Murcia mayoritariamente leído en Cartagena, se hace eco del boicot propugnado desde las redes sociales y los cartageneros empiezan ya a mostrar su indignación porque el colaborador de “Sálvame” [VIDEO] les dé el pregón. Twitter lleva dos días en pie de guerra.

Consideran que alguien condenado por la justicia a seis meses de cárcel por apropiación indebida y según recogía hace unos meses El Confidencial, con una anotación previa de embargo sobre una de sus propiedades, ya que Hacienda le reclama 145.000 euros y su banco unos 690.000 euros, no debería ser el pregonero en Cartagena y más si se le paga con dinero público.

La que puede ser la gran damnificada de este asunto es Sandra Bruman, una vedette que lo da todo en el escenario llevando un espectáculo con el sugerente nombre de: “Acompáñame DeLuxe [VIDEO]”, con el que ha recorrido toda España el pasado verano.

Y aquí viene lo mejor, teniendo como maestro de ceremonias ¡Tachán! Sí señores, a Kiko Hernández empeñado por lo visto en emular a Jorge Javier Vázquez sobre el escenario. Y que curioso que de todos los trabajos que le conocemos al colaborador y que se comentan en "Sálvame" de este nunca se haya hablado. ¿Celos?

Suponemos que ante el revuelo que se está armando, no tardará el colaborador en amenazar con represalias judiciales a quienes piden el boicot a su pregón, que es lo que acostumbra siempre a hacer cuando se le pone en el disparadero.

Ya se sabe aquello de que: “No hay mejor defensa que un buen ataque”, aunque a veces es mejor no remover las aguas si ya de por si bajan fétidas. #tv #Televisión