Los entresijos que suceden en los pasillos de Mediaset España o en los caminos que dirigen de un estudio a otro en Telecinco difícilmente acaban viendo la luz, pertenecen a la intimidad más cerrada de todos aquellos encargados de realizar el programa.

Sin embargo, esta oscuridad de vez en cuando se torna luminosa cuando se trata de hacer piña cuando las cosas no van todo lo de cara que deberían o se esperaría. Eso es precisamente lo que habrían realizado todos los trabajadores que forman parte de "Sálvame diario" y de "Sábado Deluxe" esta misma semana en una reunión que a los medios los pilló completamente por sorpresa.

En medio de multitud de rumores sobre el agotamiento del formato, las bajas cifras de audiencia, la posible sustitución del actual formato por otro de "guante blanco" y la confirmada rebaja salarial a todos los que trabajan en estos espacios, ellos han decidido conjurarse y celebrar que inician el 2018 trabajando, que no es poca cosa.

Lo hicieron a través de una cena [VIDEO] en el lugar escogido habitualmente para celebrar las cenas de empresa o los cumpleaños de algunos de los principales miembros del equipo, el Bingo Las Vegas [VIDEO], donde acudieron casi todos los rostros más famosos de este formato y también todos los anónimos que son indispensables para poder emitir cada día en directo.

Y decimos casi todos porque a esta conjura de equipo, destinada a analizar el trabajo diario y lo que tienen por delante, su nueva situación laboral y poner todo su empeño en mejorar en busca de mejores datos de audiencia que les permitan seguir celebrando reuniones año tras año, no acudió Belén Esteban.

La conjura de los empleados de "Sálvame" tras un durísimo año

Tal y como está sucediendo en los programas "Sálvame" y "Sábado Deluxe" desde que arrancara el 2018, la madre de Andreíta se volvió a ausentar de una reunión de lo más especial e importante para todos los que forman parte de estos dos espacios, sin que sepamos a ciencia cierta cuál es la razón.

No obstante, algunos medios que se han hecho eco de esta sorpresiva cena fuera de los plazos de las habituales cenas en fechas especiales como las mencionadas anteriormente no han dudado en mentar el monumental cabreo que esta poseería tanto con la dirección de este espacio, como con la productora que se encarga de hacerlo y también con la cadena que le paga y que ahora podría reducir su nómina a la mitad. Veremos qué tiene que decir sobre todo esto la de San Blas a su retorno a la pequeña pantalla.