Malas noticias para uno de los ex grandes hermanos VIP que hace más tiempo teníamos completamente olvidado tras su salida del ruedo mediático para centrar toda su actividad en su profesión, la del toreo, y que le tiene más atareado que nunca en los ruedos de verdad, en esos en los que se juega la vida cada vez que se pone delante de un toro.

Hablamos, cómo no, de Israel Lancho, quien ha vuelto a la primera plana mediática después de que se haya visto envuelto en una polémica a raíz de un atraco en el establecimiento de productos gastronómicos gourmet que el diestro posee en la ciudad extremeña de Badajoz.

Según este narró tras el suceso, unos ladrones trataron de acceder a su local para llevarse una cesta cargada de productos de un elevado precio cuando Israel se encontraba dentro de la tienda.

Fue entonces, alrededor de las 11 de la mañana, cuando este trató de retener a los cacos mientras alguien llamaba a la policía para que estos fueran agarrados con las manos en la masa.

Como era de esperar, el ladrón opuso todo tipo de resistencia hasta el punto de golpear duramente varias zonas del cuerpo de Israel Lancho entre las que se encontraba el rostro, dejándolo tal y como se puede ver en la imagen principal adjuntada en esta entrada y que se puede ampliar pulsando encima de la misma.

Al ver cómo el caco era retenido, el compinche de este habría entrado también al establecimiento de comida para atizar sin piedad al torero, quien tuvo que defenderse contra dos hasta el punto de no poder retenerlos y ver cómo se marchaban. Eso sí, tan solo durante unos minutos, ya que posteriormente eran cogidos por la policía.

Israel Lancho podría perder importantes contratos

Era entonces cuando este decidía interponer una denuncia por robo, amenazas y agresión que le llevaría al juzgado sin saber que este también había sido denunciado por agresión por los ladrones, lo que al parecer estos habrían demostrado también mostrando otro parte de lesiones que comprometería el proceso judicial iniciado por el agredido y verdadera víctima de este caso.

Tal y como Lancho recordó, "es la primera vez que me veo en una situación así", temiendo ser condenado por agresión, lo que podría suponer que le negaran el visado de entrada a países como Perú, donde acude anualmente para realizar la temporada americana. Sin duda una desgracia que le dolería mucho más que los golpes recibidos. Habrá que esperar a la sentencia para ver qué consecuencias tiene todo este barullo.