En los #Grammys 2018 todos los artistas tenían un mensaje. Y es que los artistas tienen un poder de cambio inmenso por su talento expresivo y su repercusión mediática. La política, la desigualdad y el feminismo acompañaron los discursos de la gala.

Actuaciones de la 60ª edición de los premios Grammy

#Kendrick Lamar fue el favorito, con Humble como Mejor Actuación Rap, Mejor Canción y Mejor Vídeo. Junto a Bono, The Edge y Dave Chapelle, la suya fue la mejor interpretación de la noche. Volvió a subir a por otro premio junto a Rihanna, por Loyalty. Y también ganó con Damn al Mejor Álbum. El rapero agradeció a otros artistas como Jay-Z e incluso llegó a crear la tendencia en Twitter de “Jay for president!”, pues fue atacado en unos tweets por el presidente Donald Trump esa misma mañana.

La rapera Cardy B, nominada junto a Lamar, también tuvo su momento. Su honestidad fue una sorpresa. “Siento mariposas en el estómago y en la vagina” dijo en la alfombra roja a una periodista que le preguntó sobre cómo se sentía. Luego se subió al escenario e interpretó Finesse con el explosivo #Bruno Mars. Él fue el que se encargó de animar el ambiente. Ganador de la Mejor Actuación R&B, Mejor Canción y Mejor Álbum, acumula ya seis grammys en total.

En el terreno Pop había una decisión difícil que hacer con temas como Million reasons de Lady Gaga o What about us de Pink. Finalmente Ed Sheeran se llevó la Mejor Actuación Vocal Pop con Shape of you. No obstante, Pink (la misma que se colgaba de cintas y arneses en años anteriores) cautivó a todo el mundo con su voz llevando el vestuario más sencillo y sin arriesgar su vida en la actuación.

Emocionante también fue el discurso de Camila Cabello. La artista cubana habló de los dreamers inmigrantes, y les invitó a que se atrevan a perseguir sus sueños y que sigan siempre luchando. Praying fue el tema que interpretó junto con Kesha y Cindy Lauper.

Presencia del Time's up y Me Too en la pasarela

No tanto como en galas de cine, pero el movimiento Time's up y Me Too fue también fue promovido. Artistas como Lady Gaga, Miley Cyrus o Dua Lipa llevaban una rosa blanca como forma de apoyo.

En cuanto a la alfombra roja, importaron tanto los artistas que acudieron como los que no. Lorde no la pisó debido a su enfado con la academia por no haberle propuesto actuar en la gala en solitario. Y la ausencia de Adele también removió las redes. Tras el discurso del año pasado, en el que le dedicó el premio a Beyoncé, no ha sacado nada nuevo, así que este año la artista británica ha decidido no acudir. Algunos tweets han hecho hincapié en ello.