La maternidad no es tan idílica como parece, y si no que se lo digan a algunas de las celebrities del panorama nacional e internacional que después de haber dado a luz comenzaron a hablar del lado oscuro de la maternidad.

Kate Middleton

En marzo del año pasado, la duquesa de Cambridge, que en estos momentos está esperando su tercer hijo, se reunió con la asociación Best Beginnings, que da apoyo a madres que sufren problemas de salud mental. En dicha ocasión pronunció un discurso en el que decía que "personalmente, ser madre ha sido una experiencia maravillosa y gratificante. Pero a veces ha sido también todo un desafío, incluso para mí, que cuento con una ayuda que la mayoría de las madres no tienen.

Nada te puede preparar para entender el carrusel de emociones que acompaña a la experiencia de ser madre. Es una compleja mezcla de alegría, agotamiento, amor y preocupación. Todo a la vez", expresó.

Victoria Beckham

La ex Spice Girl, que tuvo a su cuarta hija en julio del 2011, habló con la revista Sunday Mirror y dijo que "no estoy durmiendo demasiado, Haper no duerme muy bien y también he estado ocupada por la colección de ropa. Estoy despierta con la niña como todas las madres. No tengo un equipo de gente que haga eso por mí".

Blake Lively

Blake Lively y Ryan Reynolds, una de las parejas más estables y divertidas de Hollywood, son padres de James (2014) e Inés (2016).

Después de su segunda maternidad, la actriz confesó que "es increíble, pero agotadora. Me gustaría decir algo distinto a lo que suelen contar otras madres, aunque supongo que hay una razón por la que todas coincidimos en lo mismo".

Shakira

La colombiana, que empezó su relación con Gerard Piqué en 2011, es madre de dos hijos y en una ocasión explicó que andaba muy escasa de tiempo y que le gustaría tener "un día de 32 horas", además añadió que "creo que todas las mujeres estamos en la misma situación". "Antes yo era el centro de mi mundo, ahora no soy más que un satélite de mis hijos", contó.

Dice que "ser madre es el trabajo más duro que he tenido. Nunca pensé que fuese tan difícil, quita muchísima energía. Yo pienso mucho en ellos, estoy todo el día pendiente de ellos. El desgaste es físico, emocional e intelectual".

Samanta Villar

La periodista y presentadora se sometió a un tratamiento de fecundación in vitro y nueve meses después llegaron sus mellizos Violeta y Damià.

Después de su embarazo y su parto, que fueron retransmitidos por televisión, Samanta sorprendió con unas polémicas declaraciones en las que decía que desde que era madre había perdido calidad de vida y que no era más feliz de lo que era antes. "El inicio de mi embarazo fue el peor momento de mi vida. Tres meses de náuseas son un infienro para cualquiera", añadió.

Paz Padilla

A raíz de las declaraciones de Samanta Villar, Paz Padilla dijo que estaba totalmente de acuerdo con ella. "Esto solo lo sabemos las que somos madres. Ser madre es muy duro, sobre todo si crias a tu hijo sola. En 20 años que tiene mi hija, 19 han sido para trabajar y para ella. Es muy sacrificado, hay mucha gente que piensa que está renunciando a su vida, yo lo entiendo, para mí es un amor incondicional e hice lo que tenía que hacer, pero es muy duro", sentenció la presentadora.

Salma Hayek

La actriz mexicana, que fue madre de una niña a los 41 años, aseguraba que "nunca he recibido presiones para dirigir mi vida por un camino u otro, pero es cierto que mis amigas solteras me dicen que cada vez es más difícil entenderse conmigo porque de lo único que quiero hablar con ellas es de la maternidad. Dicen que no tengo otro tema de conversación, pero es que el ser madre domina ahora todos los ambitos de mi vida. La maternidad es extenuante, mucho más que cualquier labor profesional".

Halle Berry

Al igual que Salma Hayek, Halle Berry fue madre a los 41 años y siempre pensó que nunca lo conseguiría. A pesar de que para ella ser madre es "algo maravilloso", en una ocasión dijo que "la maternidad ha afectado mi vida. No había trabajado tanto desde que tuve a mi hija. Tengo otras prioridades y están centradas en ella".

Eva Mendes

Hace tres años, la actriz cubana, que junto a Ryan Gosling ha tenido a Amada (2014 y Esmeralda (2016), concedió una entrevista The Violet Files y contó que "creía que mis noches salvajes habían terminado, pero estas son las noches más salvajes que he tenido, no duermo nada. Leo la sección de comentarios de otras madres porque me consuela mucho saber que no estoy sola y que otras mamás han atravesado lo mismo que yo, eso hace más llevaderas las noches". "Todo es una lucha para mi hija, por ejemplo yo no he vomitado desde los noventa y ella lo ha hecho dos veces desde que comenzó esta entrevista", dijo entre risas.

Noelia López

La sevillana, que se hizo conocida tras ganar Supermodelo 2007, fue madre en febrero de este año junto a su pareja, el empresario Arnaldo Alonso. En una entrevista concedida a Europa Press, dijo que "la meternidad es más dura de lo que te esperas y de la idea de lo que te puedes hacer, pero es muy gratificante. Si pienso que repetiré algún día es porque es gratificante".

Adele

La cantante británica y su pareja, Simon Konecki, tuvieron su primer y único hijo en 2012. Poco tiempo después de nacer, Adele estaba triunfando en la música, sin embargo no era completamente feliz porque sufrió una depresión posparto. "Estaba obsesionada con mi hijo, como si hubiese tomado la peor decisión de mi vida. Pensaba que lo mejor era concederme una tarde o una semana para hacer lo que me diera la gana sin mi bebé. Cuatro de mis amigas se sentían igual y a todas les daba vergüenza hablar de ello por si los demás pensaban que eran malas madres".

Tania Llasera

La presentadora, que es madre de José Bowie (2016) y Lucía Lennox (2017), no dudó en mostrar su felicidad a través de las redes sociales, pero tampoco niega el lado oscuro de la maternidad. "Es muy duro al principio, los primeros meses son muy intensos, parece que no ves luz al final del túnel. No te lavas el pelo, estás llena de leche, hueles casi a mantequilla... Las gritas, las pezoneras, el niño que cada hora y media quiere comer... Pero aun así estás súper contenta porque tienes lo que querías, a tu niño", manifestó.