Los problemas de Mila Ximénez y los taxis continúan en aumento.

Si hace unos días la colaboradora de Sálvame [VIDEO] casi perdía un dedo cuando un taxista cerró el maletero de su vehículo sin previo aviso, lo sucedido hace unos días con Manuela Velasco durante la huelga de taxistas ha sido la gota que ha colmado el vaso.

Manuela Velasco fue agredida física y verbalmente por unos taxistas

Todo empezó cuando el programa de Telecinco [VIDEO] se hacía eco del incidente sufrido por la actriz Manuela Velasco

La sobrina de Concha Velasco denunciaba a través de sus Redes Sociales el comportamiento de un grupo de taxistas, los cuales la habían insultado, amenazado e incluso lanzado huevos y otros objetos al coche de producción que la llevaba a su casa, al confundirlo con uno de la plataforma Cabify.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Bajo estas líneas puedes leer la historia completa, publicada por la propia Manuela Velasco en su cuenta personal de Instagram.

Mila Ximénez no volverá a coger un taxi

La colaboradora de Sálvame, la cual se confesaba usuaria habitual de taxi, declaraba de manera tajante que "tras ver el comportamiento de los taxistas no solo con Manuela sino también con otros compañeros, voy a intentar evitar coger un taxi, voy a intentar utilizar un servicio privado, el servicio que me da la real gana.Yo con amenazas, insultos y vejaciones, le digo a los taxistas que mientras pueda no cojo un taxi más en la vida"

Mila Ximénez también compartió el terrorífico incidente sufrido por la madre de Lydia Lozano, la cual tiene 89 años.

La mujer fue acorralada por unos taxistas cuando éstos rodearon el coche en el que iba la señora y empezaron a zarandearlo de manera muy violenta. La señora estaba muy asustada y su hija, todavía en los estudios de Telecinco, terminó llamando a la policía e incluso intentó ir a junto de su madre pero con la revuelta que había no la dejaban llegar hasta ella.

La madre de Lydia Lozano [VIDEO] no fue la única que sufrió un incidente desagradable con los taxistas. Kiko Hernández declaraba haber sufrido una situación similar a la de Manuela Velasco, cuando la semana pasada se disponía a subirse a un coche de producción de Telecinco y un taxista le gritó, confundiendo el vehículo con un Cabify, "no te subas a esa cucaracha".

El colaborador también explicaba, que muchos coches de producción están colocando logos bien visibles en la carrocería para aclarar que pertenecen a una productora, para así evitar ser víctimas de los arañazos y golpes perpetrados por algunos taxistas.

Paz Padilla, que calificaba el comportamiento de los taxistas como vergonzoso, añadía al debate que "aunque la actriz hubiera cogido un coche de Cabify, tenemos el derecho de contratar el que nos dé la gana, siempre y cuando sea legal y que los taxistas deben adaptarse al mercado, poner buenos precios y no ser abusivos".