La semana pasada una emocionada Lydia Lozano [VIDEO], después de marcarse un Pekín express en pleno Madrid, comunicaba a sus compañeros de Sálvame a través de una nota de la Cúpula, que habían sido elegidos para representar a Telecinco en las Campanadas de fin de año.

En los días siguientes, el programa pasó a desarrollarse alrededor de esta noticia aprovechando un importante hecho, son quince colaboradores pero en el balcón era imposible estar todos. Ante tal dilema, la producción del programa puso en marcha su maquinaria para utilizar las Campanadas como cebo para enganchar a la audiencia soltando datos poquito a poco.

Hoy jueves, Jorge Javier puso fin a la incógnita, anunciando a las dos últimas personas que formarían parte del peculiar grupo que presentaría las Campanadas 2018.

Lydia, Kiko y Terelu eran los primeros confirmados

El jueves de la pasada semana se revelaban los primeros datos, que serían cinco los colaboradores y que tanto Belén Esteban [VIDEO] como Jorge Javier estarían en directo en el plató, pero no en el balcón, uno de los presentadores sería seleccionado por la audiencia y los otros cuatro por la Cúpula.

El lunes se anunció a la elegida por la audiencia, Lydia Lozano mientras que, el martes la dirección del programa eligió a Kiko Hernández y Terelu Campos [VIDEO].

María Patiño y Mila Ximénez se llevaron las dos últimas plazas

Recién terminado Sálvame Limón el presentador daba la enhorabuena a la periodista María Patiño.

La gallega, que ya había anunciado anteriormente la ilusión que le hacía poder presentar las Campanadas, se fundió en un tierno abrazo con su compañera Mila Ximénez y al borde de las lágrimas daba las gracias por ver cumplido uno de sus sueños.

Con un nombre ya asignado a cuatro de las cinco plazas, los seguidores de Sálvame tuvieron que permanecer pegados a la Televisión casi hasta el final del programa para descubrir la identidad de la última vacante: Mila Ximénez.

La ex de Manolo Santana era una de las grandes favoritas para acompañar a sus compañeros, por lo que no fue ninguna sorpresa cuando la confirmaron como el presentador número cinco.

Problemas con el vestido de fin de año de Lydia

Lamentablemente, no todo fueron buenas noticias en el plató de Sálvame [VIDEO].

El siempre cizañero Kiko Hernández acusaba hoy a Lydia de vetar a Belén Esteban en una tienda de ropa. Al parecer, Lydia Lozano habría estado mirando posibles vestidos para la noche más mágica del año y según Kiko no le gustó que esa casa también trabajara con Belén.

La bailarina del chuminero negó las acusaciones entre lágrimas y matizó que ella no había vetado a nadie, sino que no quería llevar en fin de año un vestido que ya hubiera llevado en alguna ocasión alguna compañera. Terelu Campos le echó una mano a la colaboradora diciendo que muchas veces ellas se chivan la ropan que usan para no coincidir, a parte de que a nadie le gusta acabar en un plató, evento, etc. con el mismo vestido que otra persona.

La explicación no convenció al portavoz de la bomba, que siguió machacando a una afectada Lydia durante un buen rato, asegurando que tras su comentario la tienda no quiere proporcionarle ropa a Belén Esteban.

Pasara lo que pasara, esperemos que en el balcón de la Puerta del Sol consigan llevarse un poco mejor, despedir el 2017 en paz y recibir el 2018 brindando de buen rollo.