Poco le ha durado a Mila Ximénez la alegría de convertirse en la quinta presentadora de las Campanadas de fin de año. [VIDEO]

La colaboradora de Sálvame a punto estuvo de perder el dedo de una de sus manos a causa de un despiste.

Una mano situada en un mal sitio

Como en otras ocasiones, Mila Ximénez, acompañada por Chelo García Cortés y dos redactores del programa de Telecinco, se fueron a tomar algo a un local conocido como "La muralla". Cuando tenían intención de ir marchando para sus casas, pidieron unos taxis. Mientras Chelo cogía un taxi a pocos metros de Mila, ésta introducía en el maletero de otro una pequeña maleta a la vez que hablaba con Chelo.

Lamentablemente, una vez hubo introducido la maleta, la exsuperviviente continuó su conversación con Chelo y apoyó de manera inconsciente, la mano derecha en la parte trasera del vehículo, cubriendo con su meñique parte del espacio que ocuparía la puerta del maletero, la cual estaba todavía abierta.

En un momento dado, sin percatarse de la situación, el taxista cerró con fuerza la puerta quedando el dedo meñique de Mila pillado por ésta. En ese instante, Mila pegó un fuerte grito que alertó a los presentes. Su dedo había quedado colgando y había un montón de sangre, por lo que temieron que se hubiera seccionado la falange.

Todo quedó en un susto

Después de que su dedo fuera atrapado por la puerta del maletero, Mila fue trasladada de urgencia a un hospital, donde le diagnosticaron una fractura de la falange distal en el meñique de la mano derecha.

Afortunadamente, la situación tuvo arreglo. Le cosieron la yema del dedo con cinco puntos y se lo entablillaron. Para el dolor de la lesión, la colaboradora está tomando una medicación y un antibiótico por si acaso hubiera una infección. Con respecto a la vacuna del tétanos, no le fue suministrada, ya que, se la habían inyectado anteriormente cuando participó en el Reality Supervivientes.

Actualmente, Mila se encuentra fuera de España con su familia pero está buscando un vuelo para volver cuanto antes. El dolor del corte, junto con la pérdida de la uña está siendo muy intenso por lo que prefiere estar en España.

La colaboradora también reconocía, muy apenada, sentirse un poco inútil porque al haberse hecho daño en un dedo de la mano derecha, le resulta complicado hacer algunas tareas de su día a día.

Sin embargo, se muestra aliviada por el que, en sus palabras, fue un susto horrible. Ahora esperemos que se cure el dedo pronto y esté al 100% para presentar las Campanadas de fin de año con Lydia Lozano [VIDEO], Kiko Hernández [VIDEO], Terelu Campos y María Patiño.