Que en Sálvame la cosa funciona como si fueran un conjunto de familias o clanes que juntos van a muerte y separados también parece que todos los que seguimos con atención este serial desde sus inicios lo tenemos más que claro.

Lo que allí sucede cada tarde es mucho más que un programa de corazón. De hecho, a cada temporada que pasa, cada vez tiene menos que ver con el resto de espacios dedicados a la crónica social, al menos tal y como la conocíamos hasta que irrumpió esta suerte de reality show regado con información relativa a los rostros más famosos del mundo del colorín... y también de la cadena en la que trabajan.

Y es que, ya hace mucho que todos los rostros que forman parte de este formato, ya sea delante o detrás de las cámaras con protagonistas directos de las informaciones, rumores, ataques y revelaciones que los propios tertulianos revelan cada tarde habiendo pasado de mensajeros a personajes sin temor alguno a la hora de tener que contar cualquier asunto peliagudo acerca de la persona que se siente inmediatamente frente a ellos.

Una realidad que ha provocado todo tipo de enfrentamientos, cara a cara, discusiones, broncas de primer calibre, intercambio de calificativos y exabruptos irreproducibles [VIDEO] en estas líneas y que han llevado a muchos de ellos a rezumar cientos de lágrimas y a otros a abandonar el plató de manera temporal o definitiva.

En el selecto grupo de los que forman parte de este último grupúsculo forman parte Karmele Marchante, Rosa Benito, Raquel Bollo y desde esta misma temporada, también un Kiko Matamoros que no ha podido llevar con normalidad los malos rollos en los pasillos y las demandas cruzadas con aquellos con los que luego tenía que salir a hacer "el show" vespertino cada día.

Este último ha sido uno de los que se ha ido con más ruido, sino el que más terremotos ha provocado dando todo tipo de detalles sobre su abandono, el funcionamiento del programa y los problemas existentes entre colaboradores.

Y es que, si bien ya sabíamos que no podía ni verse con, por ejemplo, Mila Ximénez o Belén Esteban, no hemos tardado en enterarnos de que otras como #María Patiño tampoco cruzaban palabras con él en los últimos tiempos.

Patiño y sus malos rollos en Sálvame

Y es que la que fuera uno de los grandes apoyos de Kiko hace tiempo que empezó a alejarse del que ahora considera una de las personas que más le han defraudado a nivel televisivo. Así lo confirmaba en su última aparición [VIDEO] pública indicando que "a mí me gusta la gente clara. El problema es que yo me creí que estaba agotado porque intelectualmente ‘Sálvame’ no le llegaba. Kiko me ha decepcionado absolutamente“. #Telecinco