Uno de los periodistas más mediáticos del grupo de comunicación ultraconservador #Intereconomía, Eduardo #garcía serrano, ha sido despedido como encargado del programa matutino “Buenos días España”. Esta noticia contrastada por algún digital encubre una mayor gravedad de la medida. Según algunos trabajadores consultados de la cadena el hecho es aún más grave ya que su salida sería en su totalidad y no a través de un “acuerdo amistoso”, tal y como alude el grupo de comunicación presidido por Julio #ariza en un comunicado.

Condenado por graves insultos

En este sentido, cabe recordar que el Grupo Intereconomía presenta una deuda a finales de diciembre de 2016 de algo más de 12.000 millones de euros, según la lista de morosos de Hacienda que difundió el ministerio en este período.

Por otra, se encuentra inmerso en un concurso de acreedores que le impide hacer frente a unos retos indispensables para potenciar su parrilla televisiva. En este sentido, hay que recordar que otros compañeros de Eduardo García Serrano ya han pasado por este mismo trance. Como por ejemplo, el anterior presentador de la tertulia de las noches “El gato al agua”, Javier Algarra.

Este conocido presentador hace ya casi dos años que no trabaja en la cadena. Inicialmente desde la dirección comentaron que tan solo era un cambio estructural para que dirigiese los fines de semana un magazine. Tal y como se puso de manifiesto a las pocas semanas se trataba de una estrategia de Intereconomía para prescindir de sus servicios. Precisamente hace pocas semanas falleció su mujer como consecuencia de una grave enfermedad.

Vídeos destacados del día

Motivos de su salida

Eduardo García Serrano se ha caracterizado por su lenguaje vulga [VIDEO]r y ofensivo hacia muchas de las personalidades de la vida política y social de España. Como en el caso de la consejera de Educación de la Generalitat de Cataluña, Marina Gelli, a la que denominó en antena como “zorra” y “guarra”. Hasta el punto de ser objeto de una denuncia por parte de la política catalana y que los jueces dictaminaron en contra del periodista. Condenado a pagar más de 21.000 euros y que fue sufragado en su totalidad por los oyentes a través de una campaña para recaudar esos fondos desde los canales de comunicación de la empresa periodística.

De todas formas, se trata de una noticia que podrá extrañar a muchos televidentes porque este personaje de las ondas pasa por ser uno de los incondicionales defensores de su jefe, Julio Ariza. Y que ha visto cómo el regocijo en los incondicionales del grupo era más que relevante por su especial servilismo hacia la figura del presidente.

Hasta estos también desempeñaba sus funciones también como director de un programa nocturno de escasa audiencia. En donde las descalificaciones era un denominador común en casi todas sus intervenciones.

En cualquier caso, una de las interpretaciones de este cese mediático es el deseo de acercarse de nuevo a las posiciones del Partido Popular. Para tratar de conseguir una mayor ayuda económica en forma de concesiones de publicidad institucional y mejorar su comunicación con el partido que preside Mariano Rajoy. De momento, ya tiene su cabeza en la bandeja.