La cadena Intereconomía vuelve al foco de la polémica tras numerosos casos controvertidos a las espaldas. Es conocido que el espacio televisivo en su generalidad, es el reflejo más claro de la España más profunda, cerrada y carente de libertades. Su presentador estrella, Eduardo García, es conocido por sus discursos cargados de machismo y odio en la cadena de televisión y los graves insultos vertidos allá por el 2010 hacia Marina Geli, a quien llamaba "zorra, repugnante, guarra, puerca".

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

La impactante parodia de Intereconomía es calificada de homofóbica

Sin embargo, ha sido en el espacio de la cadena "Gracias por nada" en el que, al parecer de un modo "humorístico" se han sobrepasado todos los límites, llegando a hacer una parodia sobre una supuesta app para móvil que, según el rostro facial, identifica la orientación sexual de la persona.

Una aplicación que obviamente no existe, pero que el espacio televisivo ha querido inventar.

De este modo, los presentadores del programa jugaban con los teléfonos móviles a identificar la condición sexual de unos candidatos allí presentes, y justo en el momento en el que la app reconocía la heterosexualidad de todos ellos, los comentarios que se pudieron escuchar fueron los siguientes: "Normal, soy del atleti", otro de ellos afirmaba: "Yo soy español, español, español", identificando dicha condición sexual con ser español.

Sin embargo, lo más impactante vino de la mano del presentador Eduardo García Serrano, de quien incluso la aplicación inventada se asustó [VIDEO]y no quiso dar el resultado sobre la condición sexual de éste, que incluso llevó al conductor del programa a afirmar lo siguiente [VIDEO]: "Hazlo, o te encierro en una fosa en el Valle de los Caídos".

Una amenaza que no tardó en traer consecuencias y la aplicación calificó al periodista de falangista.

Graves consecuencias en las redes sociales tras lo ocurrido en Intereconomía

Ante esta respuesta, la reacción de García Serrano fue hacer el habitual saludo franquista y marcharse bastante más feliz que de lo habitual, como si de un soldado se tratara. Una escena bastante impactante dados los tiempos en los que nos encontramos y que no ha tardado en tener reacciones. Las redes sociales, como no podía ser de otro modo, se han hecho eco de este "deleite humorístico". Eso sí, la indignación tras el bochornoso vídeo está patente en los usuarios de Twitter, donde no han tardado en calificarlo como "homofobia y saludo fascista".