Toño, no deja de pasar por los juzgados de Madrid desde que la que fuese su representada, Belén Esteban, lo denunciase por quedarse presuntamente con parte su sueldo. Pero esta vez ha sido una asistenta que trabajaba en su casa, que lo ha denunciado por no tener contrato de trabajo.

El ex-represante, como es habitual no se ha quedado callado y ha aprovechado una de sus apariciones en el programa de Toñi Moreno, "Viva la vida" para decir que esto es totalmente falso y que la empleada había sido responsable de extorsionar a su mujer durante varios años.

La empleada del hogar llevaba según una periodista varios años pidiendo un contrato porque necesitaba un permiso de residencia.

En los próximos días Toño y la empleada se verán para llegar a un acuerdo en un acto de conciliación.

Toño ha declarado que la asistenta llamada Luci Mar había amenazado y chantajeado en numerosas ocasiones a su mujer Lorena, pidiéndo dinero a cambio de no denunciarlos a ambos y además diciendo que iba a contarlo de manera pública. También ha explicado que se enteró gracias a la dirección del programa.

Además de todo esto, el ex-representante ha declarado que la propia empleada le ponía problemas siempre que le pedía la documentación, puesto que el quería hacerle un permiso laboral. Porque en el programa de Toñi Moreno también admitía que la falta de contrato era cierta.

De momento sabemos que Toño ha respondido con otra demanda hacia su empleada por las continuas amenazas que decía recibir de su empleada.

Sanchís no sabe cuánto tiempo lleva esta empleada trabajando en su casa, porque dice que el trato lo tenía con su mujer, no con él.

Y cuenta que a quién ha denunciado es a él por su condición de persona pública puesto que su mujer por el momento no se ha pronunciado en ningún medio de comunicación.

De momento estamos a la espera del desenlace de esta situación, además de los problemas que sigue teniendo con Belén, que con el tiempo han ido aumentando por las declaraciones que han hecho ambos en los programas de televisión correspondientes.

En el último juicio, fue declarado culpable por lo que tendría que hacer frente a el pago de una cuantiosa cantidad a la princesa del pueblo. A pesar de esto, Toño ha recurrido la sentencia en busca de demostrar su inocencia, aunque con esto se está jugando la posesión de su casa.

Por el momento no hay nada claro, lo que si sabemos es que Toño no para de acumular problemas en el ámbito judicial.