La biografía de Harvey Weinstein [VIDEO] se ha engrosado úlimamente por las numerosas acusaciones de acoso sexual, incluso violaciones, que le persiguen. Las denuncias de acoso sexual hacia el productor más recientes y populares han sido las de Rose McGowan, actriz de la serie 'Embrujadas' [VIDEO]y Lena Headey, actriz principal de 'Juego de Tronos'.

Twitter como plataforma de denuncia

Tanto McGowan como Headey han usado la red del pajarito como herramienta para comunicar masivamente los incidentes con Weinstein, en esta oportunidad quien interpreta a Cersei Lannister y a la Reina Gorgo en la película '300', publicó 4 tweets hablando sobre la desagradable aproximación del productor hacia ella en varias oportunidades.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Juego de Tronos

Según explica Headey, Harvey Weinstein en un primer momento la apartó del público en un festival de cine, caminó con ella un trecho y luego hizo un comentario y gesto inapropiado; la actriz inicialmente pensó que era un chiste, una broma de mal gusto, así que se rió y le dijo que jamás haría eso pues "sería como besar a su papá"; curiosamente después de esa respuesta, Headey nunca más fue parte de una película de Miramax Films, productora que hasta hace unos años era propiedad de los hermanos Weinstein.

Unos años después, en Los Ángeles, la actriz narra que Harvey la volvió a llamar para hablar de trabajo, y ésta aceptó el encuentro pues pensaba que después de haberse reído de su insinuación, más nunca le haría una propuesta de ese estilo. Lena estaba equivocada, pues como indica en sus tweets, en la reunión con Harvey, el productor estaba muy interesado en su vida personal.

Lena indicó que trató de desviar la conversación al área de trabajo, pues esa era el motivo real de su asistencia a la reunión. En un intento desesperado, Harvey le pide que suban a su habitación para darle un guión y ofrecerle un papel; Lena accedió pero en el trayecto al cuarto de hotel le repitió a Weinstein que ella no estaba interesada en ningún tipo de encuentro sexual con él y que absolutamente nada iba a pasar entre ellos dos ese día.

Inmediatamente el humor de Weinstein cambia hacia la hostilidad, y en medio de forcejeos y un silencio sepultante, intentó hacer que la actriz entrara de igual forma a su habitación, sin embargo la llave de la puerta nunca abrió así que la acompañó a regañadientes al estacionamiento y antes de despedirla, le exigió que no le contara a nadie sobre el incidente.

Hasta la fecha van más de 44 mujeres, incluyendo actrices de renombre, que han expuesto atropellos de índole sexual llevados a cabo por Harvey Weinstein, generando no solo la alarma a nivel mundial sobre el acoso sexual femenino sino colocando el ojo sobre varias personalidades de Hollywood que también pudieran estar cometiendo los mismos actos.