A pesar de lo que pudiera parecer en muchas ocasiones, es decir, que no le importa nada que sus colaboradores mantengan enfrentamientos dialécticos de primer orden e incluso que los alienta, lo cierto es que cuando estos se desmadran las preocupaciones se desatan en la zona noble de la cadena de Fuencarral.

Y es que en Mediaset España está todavía muy reciente la conversación que Kiko Matamoros mantuvo con algunos pesos pesados de Telecinco para explicarles que después de mucho tiempo aguantando lo inaguantable y poniendo varios nombres de compañeros encima de la mesa, decidía abandonar su sillón y su paga para descansar tras el lío de tantos años.

Lo que venían firmando Mila y Matamoros desde la vuelta de las vacaciones parecen haberlo retomado y de qué manera. Ahora son Paz Padilla y Belén Esteban, quienes con motivo de la boda o la no boda, mantienen un careo delante y detrás de las cámaras que habría provocado que estas fueran llamadas al orden.

La última gran bronca, después de un programa en el que Belén no dudó en menospreciar a la conductora en directo indicándole que sería la única de las que todavía trabajaba en "Sálvame" que no iría al enlace, tuvo lugar ayer. En este caso y después de volver a salir el tema de las invitaciones y de la futura boda, la Princesa del pueblo no dudó en sacarle los colores a la andaluza recordándole que cuando ella se casó, que cayó en sábado, fue invitada el miércoles.

Es decir, cuando ya no tenía posibilidad alguna de acabar asistiendo a un casamiento en el que sí estuvieron otros compañeros de la de San Blas. Algo que ella ha guardado silenciosamente durante algún tiempo y que le espetaba en directo a la gaditana sacándole los colores y provocando un momento de lo más tenso en el plató.

Problemas de audiencia para "Sálvame"

Sea como fuere y mientras estos dos mujeres con carácter para dar y tomar siguen dándose cera, el programa ni siquiera echando mano de este "salseo" de dudoso gusto remonta y sigue su particular caída en picado en términos de audiencia, lo que tiene más que nervioso a alguno de los directivos con despacho en la zona noble de Mediaset España.

A pesar de lo que se podía esperar con el retorno de Jorge Javier y el fichaje de Carmen Borrego, los datos no están siendo los esperados siendo, poco a poco, décima a décima, peores a cada emisión. Algo que algunos achacan a la pérdida de apoyos de Belén Esteban en antena y otros a la marcha de Matamoros. El tiempo pasa para todos.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Belén Esteban
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!