La reina Letizia vuelve a protagonizar portadas y a acaparar el foco informativo después de que varios medios de comunicación de los que la siguen a cada paso público que esta da, hayan revelado lo que ya ha sido titulado en varios medios de comunicación como "la adicción confesa" de la reina consorte española.

Una revelación de la que aquí nos hacemos eco después de ver los ríos de tinta que este asunto está provocando en portales como Cotilleo o como Vanitatis, donde se han realizado dos especiales "ad hoc" con el tema de la afición desmedida [VIDEO] de la reina Letizia a usar el teléfono móvil tanto en su vida privada como en los distintos actos oficiales a los que esta ha acudido últimamente y donde no se ha despegado de su dispositivo móvil con acceso a Internet ni un solo segundo.

Así lo publicaba, por ejemplo, El Español, sacando una foto en la que se la veía mientras se desplazaba desde Zarzuela a los actos de conmemoración de la Fiesta Nacional del 12 de Octubre en el Rolls Royce oficial, marcando en un círculo como esta saludaba a los presentes sin abandonar su smartphone en ningún momento.

Pero ojo, que esta no era ni la primera ni la última vez en que se la veía excesivamente pendiente del móvil, teniendo en cuenta que se trata de momentos en los que ella debería estar únicamente fijándose en aquello que la lleva a formar parte de un acto oficial de la Casa Real.

Actos como la celebración del Fórum Impulsa de hace cuatro años, en los que se la vio revisar a cada rato su aparato telefónico, ponían sobre la pista a estos informadores que han conseguido que sus notas al respecto de esta desmedida afición de la reina Letizia se hayan convertido en uno de los temas más comentados [VIDEO] en las redes sociales.

Los dos smartphone de la reina Letizia

Y es que, verla con dos móviles paseando por las calles de Madrid o la información de hace unos días en las que se aseguraba que, durante una cena se ausentó para utilizar su teléfono, ponen de manifiesto lo apegada que esta se siente a su gadget favorito.

De hecho, en las distintas informaciones de las que aquí nos limitamos a hacer eco, se ha llegado a confirmar que la monarca dispondría de dos teléfonos inteligentes. Uno personal con su número de siempre que muchos compañeros periodistas tienen en sus agendas y otro dedicado en exclusiva a su trabajo en la Casa Real. Ambos los llevaría junto a ella habitualmente, lo que por otro lado la tendría el doble de veces interesada al otro lado de la pantalla.