Mucho, mucho. Eso es lo que está dando que hablar la última aparición del que fuera representante de Belén Esteban, Toño Sanchís, en la televisión en su primera entrevista tras sus vacaciones por el sur de la península Ibérica.

Después de sus días de asueto en la provincia de Cádiz, el que fuera mano derecha de la Princesa del pueblo y mánager de ella durante una década intervenía en "El programa de verano" con el que colabora para desvelar nuevas informaciones sobre la que fuera su representada antes de convertirse en su enemiga íntima número uno.

Allí, uno de los temas que no pudieron faltar fueron los relacionados con el estado de María José Campanario, dado que después de conocerse su ingreso hospitalario por presuntos problemas psicológicos ha vuelto a ser protagonista de la actualidad rosa después de que en Sálvame se revelase que esta, supuestamente, guardaría multitud de recortes de prensa sobre la de San Blas llegando a estar completamente obsesionada en ella.

Algo que según las informaciones que maneja el valenciano sería más bien al revés, siendo la obsesión de la ex mujer de Jesulín con la actual esposa del matador de toros. Una sorprendente revelación que apoyaba recordando la cantidad de "barbaridades" que tanto la rubia más famosa de España como su entorno le han dedicado a la odontóloga y que se pueden repasar tirando de hemeroteca.

Lejos de dejarlo ahí, el levantino reveló que la obsesión de la Esteban con Campanario le llevó a cambiar el nombre con el que se dirigía a ella con su círculo más cercano utilizando motes que habrían empezado en el famoso "la Campa" que ya utilizó Belén en alguna ocasión hasta más despectivos como "La poni" [VIDEO] en un claro tono de mofa hacia aquella que cree le "robó" a su marido.

Toño Sanchís y su susto tras el lío judicial con Belén Esteban

Mientras sigue con su particular cruzada mediática y judicial contra la que fuera su representada estrella,Toño Sanchís asegura que lo ha pasado muy mal con todo este asunto hasta el punto de tener que ser ingresado [VIDEO] por un problema de tensión y estrés en un centro médico.

A este respecto, en la citada entrevista, el agente de famosos contó por primera vez que, si bien hasta ahora "la cabeza nunca me había fallado", llegó un momento en el que no supo canalizar todo lo que le estaba pasando, provocándole "un cortocircuito muy grande". "Lo pasé muy mal", indicó un Toño que aseguró estar ya completamente recuperado.