La nueva era de la información y la comunicación digital con internet como medio ha traído consigo muchos cambios en nuestros hábitos del día a día. Desde la manera en la que compramos, hasta cómo informamos a nuestros amigos o familiares de cualquier cosa, pasando por el método para realizar la declaración de la renta o solicitar cita para el DNI.

Todas estas cosas y muchas más no se podrían hacer sin un ordenador o dispositivo electrónico con acceso a internet, provocando una avalancha de venta de terminales con acceso a la red de redes que ha colocado a España como uno de los países con más smartphones de nuestro entorno.

Algo que es conocido también por los profesionales de la publicidad y el marketing que, sabedores de todo lo anterior, no han dudado en apostar por nuevas estrategias publicitarias como las que ofrece el marketing de influencia y que trata de vender un producto o servicio a través de un rostro conocido e influyente.

A menudo, el influencer sólo tiene que subir una fotografía y comentar en la descripción de qué se trata y dónde la pueden adquirir. Con el mínimo esfuerzo, este pasa a embolsarse una cantidad de dinero que, en el caso de los personajes más famosos, es absolutamente tremenda, tal y como revelaron en Sálvame [VIDEO] recientemente.

Así lo aseguraba la invitada estrella al programa del otro día, Arantxa Pérez, profesional de este mundo y que ponía cifras encima de la mesa que dejaban completamente mareado a gran parte de la audiencia.

De esta forma conocíamos que, por ejemplo, Paula Echevarría [VIDEO] pedía por cada mención en las redes sociales la friolera de 15.000 euros, o que el estilista Pelayo Díaz había llegado a ingresar en su cuenta por una campaña en las plataformas sociales nada más y nada menos que 20.000 euros.

Los cachés de los influencers en España

Mucho más modestos, pero nada desdeñables, son las cantidades que manejarían personajes de la talla de la modelo Noelia López, oscilando sus publicaciones publicitarias en Twitter o Instagram entre 800 y 4.000 euros dependiendo de la forma y la duración de cada acción de este tipo.

El caché de los nuevos influencers, cuya fama se ha venido construyendo al albor de las redes, tampoco está nada mal. Así pues, la influencer Madame de Rosa no aceptaría menos de 1.000 euros por cada foto publicada en sus perfiles oficiales. El rey de estas campañas sería Cristiano Ronaldo, quien habría llegado a ingresar medio millón de euros por una campaña de este tipo. #Telecinco #Sálvame