En una edición salpicada de comentarios y acusaciones de machismo lo que sucedió en la gala de anoche de #Supervivientes adquiere el tono de llamativo. Máxime, si la receptora de todo tipo de comentarios hirientes y de índole 'machirulo', como Ios que le espetó Kiko a Alba Carrillo, es la misma que ahora viene de recibir un 'magreo' en toda regla.

Los hechos sucedieron durante una de las pruebas a Ias que fueron sometidos Ios equipos ya unificados por última vez en la Palapa. La prueba trataba de conseguir extraer el mayor número de barro que el compañero que se metía en la piscina de barro lograra absorber con su cuerpo, y claro está, también introduciéndolo en su bañador.

La prueba empezó con Juan Miguel metiéndose en el barro y con Gloria Camila teniendo que exprimir al máximo cada mililitro de barro adherido al cuerpo del bigote mas gracioso de la isla. Ésta, no dudó en pegarle un "refregón" generalizado en busca de un baño de agua dulce y un masaje. Manoseo sí, pero sin llegar a tocar sus partes. Manoseó, sí, pero sin llegar a meter sus manos por dentro del bañador tocando sus partes como éste acabaría haciendo justo muy poco después.

La que se metía después en la piscina era Ia ex mujer de Feliciano López y el que le tenía que sacar hasta Ia última gota de fango era eI ex marido de Karina. Lo que sucedió después, Io pueden ver ustedes mismos en Ios vídeos que estén circulando como la espuma por la red de redes y que han generado tanta polémica como la que se pueden imaginar.

Vídeos destacados del día

El toqueteo del peluquero fue tan evidente que, éste, en lugar de arrebatar el barro únicamente por encima del bañador, decidió hacerlo también por debajo.

Juan Miguel 'manosea' todo el cuerpo de Alba Carrillo

Lejos de indignarse, quizás porque se estaba jugando el hambre en ese mismo momento y porque era Juan Miguel y no otro hombre quien le estaba manoseando, ésta optó por alejar las manos del castellonense de sus pechos, ya manoseados, y de hacer lo propio cuando éste volvió a por la parte de abajo, abriéndole la zona inferior del bikini y arrastrándola por allá donde pillara, hasta que ésta se echó para atrás evitando ser toqueteada en sus partes nobles.

Si bien es más que posible que si hubiera sido un hombre hubiera actuado igual, y quitando cualquier duda de que la maldad no existió en este 'magreo', lo cierto es que las imágenes no aclaran si Juan Miguel decidió aprovecharse un poco de la prueba que le había tocado para disfrutar más de lo debido. Quizás no y se limitó a cumplir de manera simpática con su cometido de buscar la victoria suya... y también de la que fuera concursante de Supermodelo.