La cabeza totalmente rapada es una de las mayores señas de identidad del cantante Pitbull, que a día de hoy a colaborado con las estrellas más importantes del panorama musical y ha cosechado innumerables éxitos y galardones. Sin lugar a dudas. Si tuviéramos que decir cuáles son los rasgos de identidad principales del cantante, tendríamos que hacer mención a sus famosas gafas de sol y a su cabeza totalmente calva. Para gran asombro, hemos descubierto recientemente que Pitbull prefiere raparse el pelo a pesar de no ser calvo.

Según él mismo considera, y así lo afirman fuentes como "El Diario" y "El Universal", no tener pelo en l cabeza le hace parecer mucho más elegante a todas horas.

Fue en el año 2006 cuando decidió tomar esta gran decisión, y desde entonces se le puede conocer como "un calvo de vocación". A día de hoy, es su principal seña de identidad, así como esos trajes negros y ajustados a los que nos tiene acostumbrados en cada una de sus actuaciones y sus apariciones públicas.

Quiso hablar en el programa "The Howard Stern Show" para confirmar que sí tenía pelo pero que considera que es más sencillo afeitarse y parecer mucho más limpio. De esta manera, se ahorra el depender de otra persona para que le corte el pelo y verse elegante y bien. Tan acostumbrado está a su look que incluso confiesa que ni se acuerda de qué tipo de pelo tiene, ya que hace unos cuantos años que no se lo ve. Así de sincero se mostró en la emisora Sirius XM. Conocido por tener seis hijos con mujeres distintas, siempre ha querido dejar su vida privada en un segundo plano apartado de todo medio de comunicación.

Vídeos destacados del día

Estas preferencias las aprendió de grandes hombres en Miami a los que admiraba y de los que se decía que eran narcotraficantes. Eran personajes muy privados que valoraban a su vida por encima de todo y por ello no la exponían al público, por lo que decidió seguir su mismo ejemplo. Sin ir más lejos, en las alfombras rojas nunca lleva a ningún acompañante y prefiere ser de las personas que entren y salgan por la puerta trasera.