Una investigación desarrollada por científicos de la Universidad de Mersin y el Hospital de Educación e Investigación de Turquía ha analizado el efecto que puede tener el Coronavirus en la vida sexual de los contagiados. Llegan a la conclusión de que quienes han pasado por esta enfermedad en las vías respiratorias pueden perder la líbido debido a que presentan unos niveles más bajos de testosterona. Esto tras haberse tomado las muestras a 232 pacientes que habían sido ingresados en el centro hospitalario a causa de esta incidencia en el organismo.

En cualquier caso, se trata de uno de los primeros trabajos que buscan la relación de la enfermedad con la actividad sexual de los pacientes y que ha sido recogido por la revista especializada The Aging Male.

En lo que se constituye una nueva derivación que genera la COVID-19 al entrar en el organismo, al igual que otras como la diabetes o la tensión alta.

Afecta a los pacientes asintomáticos del coronavirus

Una de las aportaciones más relevantes de este estudio es que recoge que la pérdida de la líbido se da incluso entre las personas asintomáticas. El consumo de testosterona produce, que además de perder el interés por el sexo, tengan malestar general. Mientras que por otra parte, se pone de manifiesto que el 51% de las personas analizadas presenten hipogonadismo. Esta es una incidencia en la que el cuerpo no genera la suficiente testosterona. Pero no solo es importante para la libido, sino que por el contrario incrementa la respuesta inmunitaria en el organismo que es tan necesaria para combatir al coronavirus, en especial en esta segunda oleada que está desarrollando la enfermedad.

Aumento en las disfunciones eréctiles

La puesta en marcha de este estudio promovido por la Universidad de Mersin para analizar la conducta sexual de los infectados por el coronavirus ratifica el hecho de que se hayan incrementado las consultas por disfunción eréctil en los últimos meses y como consecuencia de esta enfermedad vírica. Tal y como han constatado recientemente los especialistas en Urología del Hospital Vithas Medimar, en Alicante, al observar en sus consultas esta incidencia en el organismo en personas que hasta estos momentos “nunca habían sufrido esa disfunción”.

Para la erección debe haber una respuesta emocional

De todas formas, no se trata de una incidencia homogénea, sino que por el contrario puede tener varias manifestaciones en función de su origen. Una de las más comunes es la denominada enorgánica que provoca esta clase de alteraciones por factores puramente físicos. Mientras que por otra parte, están también presentes las psicógenas que en esta ocasión son provocadas por aspectos psicológicos.

En este sentido, el urólogo Bartolomé Lloret ha aclarado que una relación sexual requiere no solo estar preparado desde el punto de vista físico, sino también emocional. Para que de esta forma, se pueda producir una correcta erección durante los encuentros personales. Algo en lo que está incidiendo el coronavirus, según ha puesto de manifiesto este estudio de científicos turcos.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!