Nuevos estudios han arrojado que la pérdida del olfato y el gusto en pacientes recuperados de Coronavirus podrían ser irrecuperable. El dato fue reflejado en The Wall Street Journal, después de citar a varios médicos estadounidenses.

La lista de síntomas generados por el coronavirus es extensa y daño en el olfato y el gusto figuran en ella. En una investigación llevada a cabo por los Archivos Europeos de Otorrinolaringología, la mayoría de los pacientes afirmaron haber perdido estos sentidos, durante varias semanas, aun después de desaparecidos otros síntomas.

Algunos datos arrojan que, aproximadamente una cuarta parte de los pacientes que se recuperan de la enfermedad afirmaron no poder saborear y oler, pero otros podrían permanecer con estas sintomatologías, por meses o de por vida.

La enfermedad puede afectar el sistema nervioso de los pacientes

Hay quienes afirman que el coronavirus igualmente puede invadir el sistema nervioso del paciente y provocar la pérdida de los olores y sabores, pero la doctora Daniell Reed, directora adjunta del Centro de Sentidos Químicos Monell en Filadelfia, asegura que esta reacción funciona como un mecanismo de defensa del cuerpo humano, pues los receptores olfativos que están conectados al cerebro se suicidan para detener la propagación del virus.

Según un reportaje de BBC News, el coronavirus tiene una gran facilidad para colarse en las entrañas de las células, que componen el techo de las fosas nasales y las utiliza como puerta de entrada, afectando luego las neuronas sensitivas olfativas.

De la misma manera, afecta las células de las llamadas yemas gustativas provocando la ageusia.

Perder los sentidos produce emociones negativas

Perder los sentidos puede desencadenar emociones negativas, pues está muy vinculado a la serotonina, que fluye hacia el cerebro. El testimonio de Matt Newey, joven que reside en Utha, lo confirma.

El paciente ya recuperado del coronavirus afirma que, tras perder sus capacidades de oler y saborear, tareas diarias como alimentarse se han convertido en todo un reto para él.

Otras investigaciones de la Universidad de East Anglia (ajenas a las del coronavirus) vincularon emociones como la ansiedad, la depresión y la erosión de la autoestima, a la carencia de las capacidades olfativas y gustativas.

Estos trastornos podrían agudizarse entonces en los pacientes, cuyos sentidos hayan sido afectados por el Covid-19.

Se necesitan datos concluyentes para determinar lo que sucederá con los pacientes que no recuperan sus sentidos

Los estudios sobre el SARS-CoV-2, son todavía muy incipientes y se necesitarán datos más concluyentes para determinar qué sucederá con los pacientes, que no han reportado una mejora. Lo cierto es que, la mayoría de las tesis sobre el tema coinciden en que sí es posible recuperar el olfato y el gusto.

Las neuronas sensitivas olfatorias tardarán unos dos meses en reaparecer y las células receptoras gustativas volverán a regenerarse en unos 14 días. Después de desaparecida la enfermedad, se puede experimentar un retorno de las capacidades de manera paulatina.

Se han reportado pacientes, cuyos sentidos no han regresado tan rápido y aún se continúan estudiando sus casos, para obtener resultados positivos.

Lo que se debe tener en cuenta es que la anosmia y la ageusia, bien pueden acompañar a la fiebre, la tos, la fatiga y la congestión nasal, que causa el coronavirus, o pueden manifestarse solas. En ese caso, habría que mantenerse prevenidos, pues pudieran funcionar como aviso temprano de un virus, que se muestra letal para la humanidad.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!