Desde que el confinamiento pasó a convertirse en el actual modo de vida, se hizo presente el riesgo de perder la forma física. Siempre se han escuchado los numerosos beneficios que tiene la práctica deportiva. Pero, especialmente durante la pandemia del Coronavirus, es más necesario que nunca reafirmarlos.

Realizar ejercicio en casa tomó mucho protagonismo cuando se impusieron los límites de las franjas horarias para salir a la calle, sobre todo para evitar las aglomeraciones. Y es que, independientemente de que se esté acostumbrado o no a hacer ejercicio de forma regular, la Organización Mundial de la Salud recomienda mantenerse activos durante el confinamiento.

Prevenir el covid-19 con el ejercicio

Según el Dr. Zhen Yan de la Universidad de Virginia, la práctica deportiva puede prevenir el denominado “síndrome de distrés respiratorio agudo (SDRA)”. Se trata de una complicación respiratoria que padece el 17% de los afectados por covid-19. Por ello, realizar ejercicio no solo ayuda a combatir este tipo de enfermedades pulmonares, sino que también refuerza el sistema inmunológico del cuerpo humano.

Para llegar a disfrutar de estos beneficios, la Organización Mundial de la Salud asegura que –especialmente para aquellos que no están acostumbrados a la práctica regular de ejercicio– conviene comenzar con actividades de corta duración e ir aumentando gradualmente.

Es mucho más recomendable realizar poco ejercicio de forma regular antes que practicarlo de forma intensa sin ser constantes.

Combatir los síntomas emocionales del confinamiento

Hay que tener en cuenta que, al no salir de casa como solía hacerse antes del estado de alarma, se reduce el número de pasos diarios.

Esto, además de conllevar un deterioro en la forma física, conlleva la aparición de trastornos a nivel mental. Para algunos, este encierro prolongado suele producir estrés, ansiedad o tristeza. Por ello, realizar algún tipo de deporte ayuda a combatir estos síntomas, ya que evita la sensación de estar desocupado.

Además del ya mencionado síndrome de distrés respiratorio agudo, practicar ejercicio durante la pandemia ayuda a mantenerse protegido frente a factores que facilitan el riesgo de padecer covid-19. Algunos de ellos son “el exceso de peso corporal, diabetes, hipertensión, enfermedad cardiovascular y EPOC”.

El ejercicio como hábito

Por lo tanto, el ejercicio practicado dentro de casa, no solo reúne los beneficios que se han mencionado anteriormente, sino que también un espacio cerrado ayuda a contar con la seguridad que proporciona el hogar. De esta manera, si no se está acostumbrado a practicar deporte, ejercitarse en casa puede ser una buena forma de comenzar a ser regular en esta actividad. En conclusión, realizar deporte es y ha sido siempre una práctica necesaria para todos.

Y, especialmente ahora, es posible ser consciente de sus múltiples beneficios.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!