La cuarentena obligatoria impuesta por el Gobierno para controlar la pandemia de COVID-19 no sólo alteró la vida de las personas. También modificó la rutina de perros y gatos, que tuvieron que tolerar cambios en las costumbres de paseos, baños y juegos, alteraciones que pudieron ocasionar la aparición de emociones como ansiedad, miedos o nerviosismo.

La presencia constante de sus dueños a los que, en situaciones de normalidad, las mascotas sólo ven por la mañana y por la noche, también puede alterarlos de alguna manera, causando diversas reacciones como mayor irritabilidad.

Ejercicios con las mascotas en cuarentena

Según Diario Popular, en vías de cuidar la salud de la mascota durante el confinamiento, es imprescindible estar atento a síntomas de aburrimiento, como ladridos excesivos en el caso de los perros, rotura, masticación o arañazos de elementos o muebles, y constante búsqueda de atención de los dueños.

Siempre según la fuente, el médico veterinario Oriel Scarpone recomienda la realización de determinados ejercicios con las mascotas, dentro de casa. Los mismos apuntan a mejorar la salud física y emocional de perros y gatos.

Para mejorar su estado físico y ejercitar el intelecto, esconder pequeños trozos de alimentos en distintos lugares de la casa. A los perros les encantará explorar y buscar los pedacitos de comida.

Hacer el clásico lanzamiento de pelotita a los perros y bola de lana a los gatos. Este simple juego, que puede llevarse a cabo con cualquier objeto que ellos consideren su juguete -palito, muñeco o hueso de cuero-, les brinda diversión y entretenimiento a la vez que hacen ejercicio y agudizan sus reflejos.

También ayuda a que los cachorros quemen energía y que los adultos fortalezcan su corazón.

Elegir el juguete preferido y armar un circuito para que el animal trate de atraparlo. Hacerlo subir y bajar escaleras, trepar sillas, buscar en cajas o saltar sogas. Esta actividad es ideal para perros de todas las edades, ýa que ayuda a quemar calorías, los entretiene y los obliga a trabajar la agilidad y la capacidad cognitiva.

Vale recordar que, tal como manifestó la Organización Mundial de la Salud, el COVID-19 no afecta a los Animales domésticos, aunque se insiste en tomar precauciones como el limpiado de patas después de salir a la calle.

Cuando termine la cuarentena

Una vez que se termine la cuarentena, sobrevendrá la segunda etapa de adaptación de regreso a la rutina. Según el doctor Scarpone, el volver a estar solos puede generar ansiedad por separación en nuestras mascotas.

Es que, tal como indica el profesional en el medio citado, pasar las 24 horas del día juntos pudo haber causado nerviosismo, pero también un sentimiento de apego y dependencia del animal hacia su dueño.

Según el médico, al no poder interactuar y seguir pasando tanto tiempo con sus humanos cuando termine la cuarentena, la mascota puede llegar a padecer un cuadro de estrés llamado hiperapego secundario.

Cómo manejar el cuadro de estrés de las mascotas

Este cuadro de estrés, que puede ser padecido por el 40 por ciento de las mascotas, puede producir nuevos cambios en el comportamiento animal, con la manifestación de conductas extrañas como orinar o defecar en lugares que no deben, romper elementos, rascar puertas, revolver la basura, llorar o ladrar en exceso y sin sentido aparente.

Cuando esto suceda, el médico recomendó no aplicar castigos ni encerrarlos en lugares apartados de la casa, sino intentar ayudarlos a tranquilizarse y modificar la mala conducta.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!