El mosquito es uno de los animales más peligrosos del mundo porque transmite Enfermedades que ocasionan millones de muertes, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este insecto junto con el cambio climático representa una amenaza futura a la salud de más de 1.000 millones de personas. Según Colin Carlson, autor principal de la investigación de la revista Plos Neglected Tropical Diseases, el cambio climático es la amenaza más grande y fuerte que se tiene cerca para la seguridad sanitaria del mundo y, después del brote de zika en Brasil en 2015, es preocupante lo que está próximo a venir.

En los resultados de la investigación se han analizado las posibles situaciones si los mosquitos trasmisores del dengue, Aedes aegypti y Aedes albopictus, cambian de localización a medida que la temperatura va cambiando a nivel mundial a lo largo del tiempo.

Análisis de la posible relocalización de los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus

Los mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus son transmisores no sólo de dengue también pueden trasmitir otras enfermedades tropicales como el zika y chikunguña además de otro centenar de enfermedades que aún son emergentes por lo que es son una amenaza palpable en 50 años.

Según los expertos, a medida que la temperatura vaya incrementando se podrían producir transmisiones durante todo el año en los trópicos y riesgos estacionales además que las infecciones serán con mayor fuerza.

De acuerdo como lo describen los autores de la investigación estas enfermedades que son consideradas como tropicales ya han aparecido en climas convenientes, como Florida, porque los humanos somos buenos para mover ambos patógenos y mosquitos.

El cambio climático ayudará a expandir los virus contagiados por los mosquitos Aedes

Sadie Ryan, otras de los investigadores de la Universidad de Florida, manifestó en el informe que el cambio climático expandirá enormemente el potencial de expansión e intensificación de los virus que son contagiados por los mosquitos Aedes.

En efecto, en áreas como Europa, América del Norte y partes elevadas ubicadas en los tópicos que son demasiado frías para la propagación del mosquito se verán afectadas a estas nuevas enfermedades como el dengue en los próximos 50 años.

Los resultados arrojados por los investigadores demuestran que cuando los mosquitos se desplazan dentro de la temperatura óptima para la transmisión (A. aegyptis de 21 a 34 grados centígrados y A. albopictus entre 19,9 y 29,4 centígrados) se pueden esperar alteraciones en la transmisión de la enfermedad.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más