Un grupo de investigadores ha realizado un amplio estudio en el que se ha comprobado el efecto que tiene la alimentación en la salud mental, llegando a la conclusión de que una dieta equilibrada y saludable puede ayudar a combatir y reducir los síntomas depresivos, especialmente en el sexo femenino.

Reducir el consumo de grasas saturadas, los carbohidratos rápidos y el azúcar refinado parecen ser los puntos claves en una dieta que ayude a reducir la depresión, según el informe publicado en la revista Psychosomatic Medicine.

Los beneficios de una dieta equilibrada

Llevar una dieta saludable y equilibrada repercute favorablemente no solo en el estado físico, sino también en la salud mental, lo que genera un estado general de bienestar. Por eso es imprescindible comenzar desde la niñez a crear hábitos que conduzcan a esa meta, ya que, por ejemplo, hace poco más de un año se descubrió que existe una relación entre la autoestima y la dieta en los niños.

Crear buenos hábitos alimenticios desde la infancia también lleva a evitar trastornos de la alimentación como son el comer en exceso, la anorexia y la bulimia, que están relacionados con aspectos psicológicos que también se pueden combatir con una dieta saludable.

Bases de la dieta para combatir la depresión

En general, al parecer cualquier dieta para reducir peso que se encuentre bien equilibrada puede ayudar a combatir la depresión, según el estudio llevado a cabo en el Reino Unido por la Universidad de Manchester.

Y si bien aún no han sido evaluados del todo los resultados obtenidos, se evidencia que sí hay una clara relación entre llevar una dieta saludable y el grado de bienestar mental de las personas, aunque al parecer no tiene efectos en los estados de ansiedad.

La conclusión a la que se llegó fue que cualquier dieta para bajar de peso, reducir la grasa y mejorar la ingesta nutricional ayuda a reducir los síntomas depresivos, siendo más evidentes estos beneficios en las mujeres que en los hombres.

Y si un buen plan nutricional es combinado con el ejercicio físico, el efecto es aún mayor para combatir y evitar la depresión. Sin embargo, los investigadores han recalcado que aún se requieren más estudios que corroboren la relación y los efectos de llevar una dieta saludable en personas con Enfermedades psiquiátricas o desórdenes psicológicos que tengan un diagnóstico clínico realizado por un profesional.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más