La Obesidad desencadena, la mayoría de veces, graves Enfermedades a la persona que la padece. Pues bien, una de estas enfermedades es el Cáncer de piel o también conocido como melanoma. Se conoce que en España, hay unas 4.000 personas aproximadamente que padecen de esta fuerte enfermedad, conociendo que el cáncer de piel es la modalidad más usual del cáncer en muchas partes del mundo.

Por ello, es importante que tomemos todas las precauciones posibles y cuidemos nuestra salud, ya que llevar una vida sana y saludable es la mejor opción para prevenirlo.

Por el contrario, si eres una persona sedentaria, fácilmente podrías padecer de obesidad. Una enfermedad crónica tratable donde existe un exceso de grasa en los tejidos de la piel y como lo mencionamos anteriormente, es la causa de muchas otras enfermedades.

La obesidad pueden ser causada por múltiples causas, ya sea por factores genéticos y orgánicos, por factores socioeconómicos o psicológicos. En este sentido, la obesidad es un alto factor de riesgo para muchos tipos de cáncer, y en el presente artículo, nos enfocaremos en su relación con el cáncer de piel.

Cáncer de piel y la obesidad

A partir de diferentes investigaciones, se ha concluido que la obesidad es una de las principales causantes en el crecimiento de la tasa de personas con cáncer de piel. Confirmando de esta manera que, la pérdida de peso sería la mejor alternativa para producir un efecto contrario y obviamente positivo, tratándose de reducir el riesgo de melanoma.

Por su parte, los investigadores descubrieron tal alternativa a partir de un proyecto creado para monitorear los resultados de las personas que usan tratamientos de obesidad convencionales comparados con aquellos que se realizaron la cirugía bariátrica. Este estudio tuvo por nombre “Swedish Obese Subjects”.

Se centraron en comparar parámetros como la edad, las medidas corporales, el sexo, los factores de riesgo cardiovascular y sus rasgos de personalidad.

Al terminar dicho proceso de investigación, pudieron demostrar que las personas que se sometieron a una cirugía tenían un riesgo menor de desarrollar cáncer en la piel maligno durante los próximos 18 o 20 años. Esto indicó que cuando las personas con obesidad pierden peso, disminuyen el riesgo de padecer melanoma de una manera letal.

Más detalles sobre el cáncer de piel

El cáncer de piel es también llamado melanoma, porque afecta principalmente los melanocitos, que son las células que se encargan del pigmento de la piel. Mayormente, este tipo de cáncer se puede padecer a partir de los 40 años de edad y es mucho más común en las mujeres. Si se detectado a tiempo, se puede tratar y combatirse de manera exitosa.

Además de la obesidad, las causas más comunes del cáncer en la piel son: la exposición a ciertos productos químicos como la parafina y el arsénico, las excesivas exposiciones a radiaciones ultravioleta, las graves quemaduras y las cabinas de bronceado.

Por último, los síntomas que se presentan mayormente son: grandes tumores dentro la piel, ulceras que no se curan, cicatrices que crecen notablemente y ciertos lunares que cambian de forma o causan molestias.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más