Antes de explicarte cómo usar esta técnica a tu favor para perder peso, te comentamos de qué se trata.

¿Qué es el Reiki?

Es una técnica que se basa en la creencia de que en el universo existe una energía vital que se expande a todos lados: al cosmo, a nosotros y a la naturaleza. Cuando esa energía fluye libremente por nuestro cuerpo, somos capaces de experimentar salud y bienestar, pero si esas energías están estancadas en algún punto de nuestro organismo, aparecerán dolores, Enfermedades, estrés [VIDEO]y otras molestias.

En el Reiki se utiliza la imposición de manos para liberar toda la energía que no esté fluyendo de forma libre por el cuerpo y conseguir la reactivación de los chakras, que a su vez, permite el buen funcionamiento de nuestro sistema inmune.

Ahora que sabes de que va esta práctica. Te contamos cómo utilizarla a tu favor para perder peso.

¿Cómo utilizar el Reiki para perder esos kilos de más?

Lo primero que debes saber es que el Reiki es un complemento de la medicina [VIDEO]tradicional no invasivo y sin efectos secundarios. Al ser un tratamiento complementario, te recomendamos que no abandones tus chequeos en la medicina convencional.

De igual forma, te aconsejamos que tus sesiones de reiki duren entre 45 a 30 minutos diarios. Sería el tiempo equivalente al que pasas en el gimnasio, con la diferencia de que, con esta práctica, no requieres realizar esfuerzo físico, solo ejercitarás tu mente.

Para iniciarlas, busca un sitio tranquilo, cómodo y sin ruidos. Luego, acondiciona tu espacio de meditación con la aromaterapia o músicoterapia (Velas aromáticas, inciensos, música instrumental, sonidos de la naturaleza entre otras).

Una vez hecho esto ¡Ya estás listo!

  • Cubre tu frente con tus manos, cierra tus ojos y presta atención a tu respiración. Con 5 minutos en cada postura será suficiente.
  • Después, coloca tus manos sobre tu garganta, para que tu energía regule el funcionamiento de tu glándula tiroides, principal responsable de tu metabolismo.
  • Ahora, pon tus manos en el corazón y perdónate por tener sentimientos negativos hacia ti u otra persona. Al hacerlo, liberarás las energías negativas estancadas en tu cuerpo que te crean trastornos alimenticios.
  • Esta vez, coloca las manos sobre tu estómago y visualiza como una corriente positiva entra por tu ombligo y depura y desintoxica tu organismo.
  • Coloca tus manos en las rodillas y transmite esa energía a tus piernas para que se active tu circulación.
  • Haz lo mismo con tus pies, una mano en el empeine y la otra en la planta. Allí se encuentran todos los puntos de tus órganos vitales, de esta forma regularás sus energías y ayudarás a desintoxicarlos.

Incluye en el tratamiento, afirmaciones reiki como por ejemplo: “Gracias porque me alimento de forma equilibrada” “Me siento sana y feliz”, repítelo tanto como puedas y verás como en poco tiempo la ansiedad desaparece de tu vida.