Tienes todo listo para este verano: el bronceado, la maleta nueva, los outfit más a la moda y sorpresa… Todo va acompañado de un pequeño y desagradable problema: caspa.

Sientes que el mundo se te viene encima porque a ti jamás te había ocurrido eso, y hasta jurabas estar vacunada por el resto de tus días; sin embargo, como cualquier persona, sobretodo adolescente, estas en la edad en que todo surge. Pero no te preocupes, la solución es más fácil de lo que podrías imaginar, y sin ir más lejos del baño de tu casa.

Por su parte, la manera en la que se manifiesta la caspa es en pequeñas escamas que provienen del cuero cabelludo.

Cuando sientas unas ganas insaciables de rascarte la cabeza, puede ser que ya la tengas. Al principio es poco evidente, pero conforme va empeorando la situación se vuelve más notoria; además, debes saber que puede aparecer en cualquier parte del cuerpo cubierta por vello, como en el caso de las cejas.

No te rasques o lo único que conseguirás será esparcir el hongo que causa esta desagradable situación. Toma las precauciones necesarias para acabar momentáneamente con este problema. Y aunque suene extraño, existen dos tipos de caspa: seca y grasosa. Ambas son ocasionadas por resequedad, sobreproducción de grasa y sudoración del cuerpo. Se le relaciona con el cuero cabelludo seco, y las chicas con la piel grasa son las que más pueden sufrir este problema.

Las causas más comunes de la caspa

Te podemos hablar de dos tipos de causas más comunes, las internas y las externas. En cuanto a las causas internas más comunes son por ejemplo, el estrés, los cambios hormonales, tener una mala alimentación, y también el exceso en el consumo de alimentos azucarados y muy grasosos.

Por el contrario, las causas externas que más se conocen son: el abuso en el uso de geles y spray para el Cabello, la terrible resequedad del mismo, el mal empleo del acondicionador y los tratamientos de coloración o las famosas permanentes.

Pero, ¿cómo podemos atacar la caspa?

Son varias las soluciones que existen para controlar este problema, pero no hay manera de terminar con él definitivamente. Para mantener la caspa invisible, puedes hacer uso de las siguientes recomendaciones:

  • Lávate el cabello todos los días. En ocasiones, la caspa también es acumulación de suciedad.
  • Cambia de champú, pues muchas veces es provocada por los ingredientes de ciertos productos estilizantes.
  • El champú de manzanilla y diferentes hierbas ayudan a balancear la grasa del cuero cabelludo.
  • Prueba con un champú anticaspa, ya que tiene lo necesario para prevenir que esto suceda.
  • Utiliza acondicionador en cantidades pequeñas.
  • Antes de salir de la regadera, masajéate la cabeza con un poco de vinagre y déjalo actuar durante tres minutos, de esta manera vas a poder eliminar los residuos de los productos que utilizar para lavar tu cabello.
  • Come alimentos ricos en vitamina B (como el pescado, los quesos y el huevo).

Si el problema persiste y llega a empeorar, lo mejor es que consultes al dermatólogo para que te recomiende algún medicamente o tratamiento adecuado.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!