El acné no es más que una enfermedad inflamatoria de la piel, si se quiere la más frecuente ya que afecta a un gran porcentaje de toda la población en el mundo.

La mayoría de las veces el acné se desarrolla a consecuencia de cambios hormonales, por lo que se observa con mayor frecuencia en la adolescencia cuando se producen cambios hormonales importantes. Sin embargo, en las mujeres también se puede presentar durante el embarazo, la menstruación y la menopausia.

Acné severo

Si bien, el acné muchas veces no pasa de ser un padecimiento leve, pero que genera incomodidad, otras veces se produce un proceso inflamatorio importante que hace que se formen abundantes protuberancias rojas presentes no sólo en la cara sino también en muchas partes del cuerpo, como la espalda, el pecho y los brazos.

Estas protuberancias no son más que quistes y nódulos muy dolorosos que luego se llenan de pus. A esto es a lo que se llama acné severo, no sólo por la gravedad de las lesiones, sino también por las marcas o cicatrices profundas que deja en la piel, que ameritan tratamiento dermatológico.

Por eso hay que conocer las etapas del acné, para saber cuándo buscar ayuda especializada.

Etapas del acné

Generalmente el acné pasa por varias etapas que van avanzando progresivamente si no se toman las precauciones en cada caso, aunque en algunos puede evolucionar muy rápidamente.

Inicialmente se presenta como un acné con comedones, con enrojecimiento e inflamación de la piel que se puede profundizar, haciéndose más grandes los comedones, que luego al llenarse de pus pasa a ser un acné papulo-pustuloso, que puede seguir avanzando sobre todo si se manipulan las lesiones.

Y puede seguir avanzando hasta la etapa del acné tipo nódulo quístico, que es la etapa más grave y avanzada del acné , que deno tratarse adecuadamente, puede dejar cicatrices para toda la vida, sobre todo en el rostro .

¿Qué hacer para prevenir o tratar las marcas?

Para evitar las cicatrices que produce el acné antes que todo hay que tomar en cuenta varias recomendaciones básicas, primero no manipular o apretarse las lesiones ya que disemina el proceso infeccioso y aparecen nuevas lesiones

Es importante mantener la higiene de la zona con acné, para evitar la proliferación de bacterias que pueden agravar el acné y evitar la exposición al sol ya que puede agravar las lesiones .

De igual modo se puede utilizar algún producto o crema específica para el acné que ayude a regenerar la piel dañada.

Ya en los casos más severos se hace necesaria la intervención del dermatólogo, quien probablemente indique además de tratamiento tópico específico, antibióticos orales e incluso preparados hormonales.

Pero si no se toman en cuenta estas recomendaciones y el acné evoluciona hasta dejar cicatrices profundas, el tratamiento debe ser más aún más especializado.

Se puede elegir entre diversos tratamientos como exfoliación química o peelings, dermoabrasión, láser y relleno de las cicatrices profundas, pero es el dermatólogo quien debe decidir individualizando cada caso y dependiendo de la extensión, profundidad y coloración de las cicatrices.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!