2

La gastronomía asiática sigue sorprendiéndonos con la cantidad de alimentos que, además de para los usos convencionales en la cocina, atesoran multitud de efectos medicinales. En esta ocasión, quiero hablarte del fenugreek, también llamado fenogreco o alholva. Se trata de una legumbre, pese a que algunos la confunden con un cereal, con destacadas propiedades antiparasitarias, expectorantes y antiinflamatorias.

Indicaciones del fenugreek

Esta planta asiática se caracteriza por su riqueza en vitaminas A, B y C, calcio, fósforo, potasio, zinc, magnesio, hierro y mucílagos. Precisamente, es este aporte en fibra vegetal y su capacidad para regular el índice de azúcar en sangre las dos cualidades que la convierten en apta si pretendes bajar de peso, combatir el estreñimiento o mitigar los efectos de la Diabetes.

Sin embargo, sus cualidades terapéuticas no quedan ahí. De hecho, las podríamos resumir como sigue:

  • Combate la anemia [VIDEO]y los estados carenciales que acompañan a una intervención quirúrgica.
  • Facilita la eliminación de las toxinas.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Evita la formación de trombos causados por coágulos de sangre.
  • Previene las molestias estomacales derivadas de las digestiones pesadas, la distensión abdominal o las flatulencias.
  • Combinado con un ligero masaje estimula el crecimiento capilar, siendo utilizado en el continente asiático como preventivo de la caída del cabello.
  • Preserva el correcto funcionamiento del hígado.
  • Contribuye al incremento de la producción de la leche materna.
  • Su contenido en fitoestrógenos alivia los dolores menstruales, así como los síntomas asociados a la menopausia [VIDEO].
  • Coadyuva en la movilización de la grasa localizada.
  • Gracias a su acción expectorante te ayudará a contrarrestar el exceso de mucosidad y la incapacidad para respirar de los resfriados o del asma.
  • Resulta adecuado para prevenir los cálculos.
  • Se ha demostrado su capacidad para hacer descender el colesterol malo (LDL) en sangre. Algo que sumado a un poco de ejercicio diario [VIDEO] te ayudará a mantener un corazón sano.

Cómo tomarlo

Las formas de preparar el fenugreek son bien variadas.

Puedes utilizar sus hojas y semillas para incorporarlas a una ensalada o reservarlas para acompañar, como guarnición, tus platos de carne o pescado. Así mismo, puede consumirse como especia, leche vegetal, harina o como infusión. Esta última preparación está indicada para mitigar las sinusitis, los ardores o la halitosis. ¿Sabes que hacer gárgaras con su infusión es realmente efectivo para curar las llagas bucales, el dolor de garganta o la gingivitis?

Las cataplamas, por su parte, son adecuadas para las quemaduras o las heridas en la piel. Las desinfectará y colaborará en su cicatrización. Como ves, sencillo, rápido y efectivo. Espero que te resulta de interés esta información y que comiences a probarlo. Te sorprenderá.