La #Dermatitis Seborreica es una afección que afecta a la piel, por norma general afecta al cuero cabelludo y al rostro. La dermatitis puede aparecer con o sin rojez en las zonas afectadas, pero suelen aparecer unas pequeñas escamas que muchas personas suelen confundir con caspa en el cuero cabelludo y una descamación en el rostro.

Remedios caseros para la dermatitis seborreica

Es muy común que si padeces esta afección cutánea hayas probado muchísimas cremas y que ninguna te haya dado un buen resultado. Prueba a mezclar una gota de esencia de lavanda con tu crema antes de aplicarla. La lavanda desinfectará los poros que están obstruidos por la descamación de la piel, haciendo que esta vaya recuperándose poco a poco.

Si eres alérgico a la esencia de lavanda puedes utilizar aceite de romero. Tanto uno como el otro son antinflamatorios y además son antibióticos naturales.

Otra cosa que puedes hacer los días que sientas que tu piel está sufriendo un brote de dermatitis seborreica es aplicar una infusión de manzanilla sobre ella. Simplemente prepara una infusión de manzanilla, déjala enfriar durante unos minutos y aplica la infusión sobre el rostro con un algodón suavemente. La manzanilla [VIDEO]calmará el picor y hará que tu piel elimine de forma natural la escamación que tenga.

Si has probado todas las cremas que existen y todas te provocan reacción debido a la condición de tu piel, puedes hidratarla con aceite de oliva o aceite de almendras dulces. Es necesario mantener la piel hidratada para que la escamación que provoca este tipo de dermatitis no sea tan agresiva con ella.

Si el problema sólo lo tienes en el cuero cabelludo [VIDEO] (si es así tienes muchísima suerte) puedes enjuagar tu cabello con agua de romero o infusiones de manzanilla. Otra opción es agregarle al champú unas cinco gotas de aceite esencial de romero, lavanda o árbol del té.

A la hora de exfoliar una piel que padece dermatitis seborreica es importante que lo hagamos de una forma suave y que sea poco agresiva con ella. Esto puede hacerse de varias maneras, puedes mezclar un poquito de azúcar con un yogur natural o con un poco de aceite de oliva o de almendras y frotar tu piel de forma muy suave. Esto eliminará todos los restos de piel muerta que tengamos y ayudará a que esta se regenere de forma mas rápida siempre y cuando después la hidratemos como es debido.

Es importante que, aunque tengas este problema en tu piel, la hidrates y cuides como es debido. Debes proteger tu piel de los rayos del sol y pensar que si esta no esta bien hidratada el problema no hará mas que empeorar. #remedios naturales #remedios caseros