La sábila [VIDEO]o áloe vera es una planta con potentes propiedades medicinales que ayudan a tu cuerpo recuperar no sola la salud sino además a embellecerse. Ella tienen más propiedades que ninguna otra y a la hora de hablar de cosméticos esta a orden del día. Por si fuera poco tiene excelentes propiedades antibacterianas, hidratantes y tonificantes y cuenta con abundante presencia de vitaminas A, C y E.

Los beneficios de la sábila o áloe vera

Debido a sus múltiples beneficios queremos enseñarte a preparar un gel para ayudar a tu piel a verse mucho más rejuvenecida y lozana. Cuando se trata de sanar infecciones de la piel o ayudar a cicatrizar cualquier herida nada mejor que la sábila para lograr los mejores resultados.

Para aquellas personas que han sufrido alguna quemadura les vendrá muy bien usar este gel al mismo tiempo que el tratamiento indicado para las lesiones, el proceso de restauración de la piel será mucho más rápido. Te aseguramos que con en la implementación de este gel no quedara ninguna marca o rastro de lo que paso.

Si tu problema es que los signos de la edad comenzaron a aparecer no te preocupes, el áloe vera o sábila acabaran por completo con esas arrugas pues le devolverá a tu piel el colágeno natural que había perdido. Todo esto lo podrás lograr gracias al uso de un gel a base de sábila exclusivo para tu piel. Después de probar todas las bondades de un gel muy fácil de hacer no volverás a necesitar usar costosos productos para belleza pues todo lo que necesitas estará contenido en este nuevo y maravilloso descubrimiento.

Prepara el gel de áloe vera tu mismo

Para hacer este innovador producto para tratamientos estéticos y medicinales necesitaras tener a la mano 3 pencas o brazos de sábila o áloe vera, las cuales deberás pelar y lavar muy bien pues solo usaras la parte del cristal, también será necesaria una cucharada de aceite de germen de trigo, una cucharada de zumo de limón. Una vez que tengas todos estos ingredientes coloca en agua por 24 horas los cristales de sábila para que boten la aloína que no necesita tu cuerpo pues es una sustancia toxica.

Al finalizar esa parte del proceso retira los cristales del agua y añade el zumo de limón y el aceite de germen de trigo, ellos estimulan a las propiedades de la sábila para que actúen efectivamente en cada tratamiento donde el gel sea utilizado. Todos los ingredientes colócalos en la licuadora por un lapso de 5 minutos o hasta que observes que se formo una especie de crema. Mantén el producto terminado en un frasco de vidrio y séllalo bien para su conservación es importante que este en la nevera. Para su uso solo aplica el gel en el área deseada dos veces por semana, si se trata de procesos de cicatrización o eliminación de procesos infecciosos aplica el gel a diario.