3

Ahora que 2017 apura sus últimos días te mostramos las tendencias en manicura para que recibas el nuevo año con tu mejor versión. No en vano, tus manos [VIDEO]pueden llegar a culminar o, por el contrario, echar por tierra tu look. Considerada por algunos como la hermana pequeña de la cosmética, la moda en el arte de decorar las uñas es cada vez más tenida en cuenta por los profesionales de la estética para embellecer a todo aquel que así lo desee.

Se lleva la naturalidad en las uñas

Frente al exceso de épocas pasadas, en esta temporada se prima la naturalidad sin artificios. Las uñas no deben sobresalir más de 2-3 milímetros manteniendo la forma ovalada o cuadrada.

Las uñas excesivamente largas o puntiagudas ya no son tendencia, salvo si van adornadas con cadenas o joyas en ellas suspendidas. Quizás esta sea la nota más estridente de lo que nos depara esta temporada, sin olvidar la moda de los logotipos iniciada por el diseñador Marc Jacobs en la semana de la moda de New York.

En línea con ese minimalismo, son apreciadas las uñas decoradas con la sola presencia de una fina línea o de pequeños círculos sobre un esmalte transparente. Muy apropiado si deseas diferenciarte del resto de un modo sutil y elegante. Algo similar sucede con la idea de pintarse únicamente la uña del dedo índice. Sin lugar a dudas atraerás todas las miradas allá hacia donde dirijas tus manos.

Si eres una enamorada del negro, aún estás de suerte aunque, en esta ocasión, deberías acompañar ese aire entre gótico y aristocrático del negro con dibujos o brillos.

Por influjo de las tendencias en maquillaje el dorado puede ser tu mejor aliado para poner el contrapunto al negro o, simplemente, para posar en la cutícula unos brillos de oro. No existe en la actualidad nada más rompedor.

¿Y la manicura francesa?

Sigue vigente, aunque "deconstruida". Si quieres ir a la última, sin renunciar a la sofisticación que aporta la manicura francesa, debes elevarla hasta la mitad de la uña de manera que crees un efecto bicolor.

Para las más clásicas que prefieran pintar sus uñas por completo y sin sobresaltos, se llevan el rojo en todas sus tonalidades (cereza, burdeos, baya, fucsia...), así como los colores fríos y apagados como el gris asfalto, verde oliva, azul profundo o el verde grisáceo. Resultan muy fáciles de combinar con cualquier estilo de vestimenta, ya que te favorecerán tanto si vistes casual [VIDEO]con unos vaqueros como si lo haces con un vestido o un traje. Además, tampoco desentonan con independencia de cuál sea tu color de piel.

Como ves, existen alternativas para todos los perfiles y preferencias. Incluso las más románticas se mantienen actualizadas con los esmaltes en un nude más denso como el podton rosado, que da una vuelta de tuerca a su acostumbrada sensualidad. Con tanta variedad te costará escoger tu favorito.