El cáncer es una de las Enfermedades más temidas por los seres humanos. Y no es para menos, nada más pronunciar esa palabra da escalofríos. La Medicina ha avanzado mucho tanto en prevención como en curación. Sin embargo, algunas personas no logran ganar la lucha. Si sientes que te está ganando aquí te traemos un resumen de algunas maneras diferentes de prevenir y destruir este mal.

Qué es el Cáncer

En nuestro cuerpo las células son la base de todo. Cada día tienen que renovarse, debido al desgate o el tiempo. Un ejemplo de desgate es nuestra quijada o mandíbula. Debido al trabajo continuo para abrir y cerrar la boca, por lógica deber ser algo que cada día se repare.

Otro ejemplo son las heridas que nos ocasionamos, el crecimiento del cabello, las uñas, y depende de la edad hasta los mismos huesos. A veces por diferentes causas, algunas células que no deberían crecer u otras que deberían desaparecer, por desgracia debido a los pudiéramos llamar una mala información permanecen y se forman lo que algunos llaman tumores. Si este llamado tumor contiene información aún más negativa, es decir es algo maligno, pudiera invadir a otras células u órganos. Luego pudiera ocurrir una metástasis, no solo un estado avanzado del tumor sino además una propagación de estas células malignas a otras partes del cuerpo.

Cómo se elimina el Cáncer

Actualmente la medicina ha logrado avanzar mucho en esta área. Existen cirugías tan eficientes que eliminan todo lo dañado, siempre y cuando los médicos evalúen que es factible.

También muchas veces después de esta cirugía recomiendan la quimioterapia, que no es más que una fulminación en masa de una gran cantidad de células. En algunos países hay tratamientos con emisiones radioactivas que según pueden destruir estas células. Existen muchos casos de cáncer, y a veces el nombre va en función de la parte del cuerpo donde esté. Lamentablemente no todos estos métodos funcionan y son muchos los que pierden la batalla. Pero no te des por vencido si es este tu caso. Afortunadamente hoy día existe el internet, y casi que cualquier persona pudiera emprender una investigación según su caso e intentar otras alternativas.

Medicina alternativa para la cura del cáncer

Existen terapias, investigaciones y métodos que han desarrollado muchos investigadores sobre el tratamiento contra el cáncer. Por ejemplo, se ha estudiado la capacidad del sistema inmunológico y es sorprendente todo lo que puede arreglar usando su capacidad máxima. De esto se desprende lo siguiente; si fortalecemos el sistema inmune y evitamos hacer o consumir cosas que lo debiliten estaríamos previniendo el cáncer, y en caso de padecer esta enfermedad existe la posibilidad de que nuestro propio sistema de defensas pueda ganar esta batalla.

También sería igual si consumimos alimentos que favorezcan la potencia de las defensas. Por ejemplo el limón, las fresas y naranjas son antioxidantes muy potentes.

Cómo evitar el cáncer

No siempre es fácil, pero peor sería si no lo intentamos. Hay elementos que favorecen el deterioro de las células, por ejemplo a algunos alimentos industrializados les añaden ciertas cosas para darle estabilidad o conservarlos, antes de consumirlos investiga en internet los elementos que contienen, pudieras sorprendente lo que a veces metemos a nuestro cuerpo.

El cigarrillo, y hasta lo que desprenden ciertos productos químicos como pegamentos, con tan solo respirarlos pudiéramos estar favoreciendo el daño de nuestras células. Consumir demasiada grasa mala también pudiera ocasionar problemas sobre todo a las mujeres. Por eso siempre deben estar revisándose los senos. También, además de una mala alimentación, una vida sexual desordenada pudieran afectar la próstata en caso de los hombres y el cuello uterino en el caso de las mujeres.

Hay que estar agradecidos de que existen muchas plantas y frutas que pueden no solo fortalecer el sistema de defensa de nuestro cuerpo, también pueden hasta con sus propiedades particulares eliminar a las células cancerígenas. Hay investigaciones sobre la sábila, el noni, la guanábana, el limón, las fresas y hasta las naranjas que te sorprenderán. Por supuesto no vamos a dejar de mencionar el ejercicio. Levantar pesas o tomar clase de aerobics, por supuesto según lo que aconseje tu médico, más una buena alimentación, tendrás un sistema de defensas al 100% y muy difícilmente tus células se enfermaran