¿Qué es la silicona?

La silicona es un compuesto químico derivado del polisiloxano, formado por átomos de silicio y oxígeno. No tiene olor ni color. Posee gran variedad de aplicaciones, tanto en la industria, como en la medicina y en la cosmética, debido a que es una sustancia inerte y estable a altas temperaturas. Es muy utilizada para la fabricación de gran cantidad de productos de cuidado personal como geles, champús, acondicionadores y mascarillas para el Cabello. Para saber si el producto que estaos comprando tiene silicona entre sus componentes solo tenemos que mirar la etiqueta donde vienen reflejados los ingredientes. Buscaremos nombres como "dimethicone" o "amodimethicone", en definitiva todos aquellos nombres terminados en "-one".

¿Cuáles son las ventajas de utilizar silicona en los champús?

¿Por qué se incluye la silicona entre los ingredientes de los champús y, en general, de la mayoría de los productos de cuidado capilar? Muy sencillo, porque mejora la apariencia del cabello. La apariencia, que no la Salud. Es decir, la silicona se adhiere al cabello haciendo que este parezca más sano, más suave, más brillante, mejorando el aspecto de las puntas, etc. En otras palabras, es el maquillaje del pelo. Cuando nos maquillamos, nuestra piel tiene mejor color, parece más lisa y más sana. Está más bonita. Pues la silicona en el pelo tiene el mismo efecto. Pero cuando nos desmaquillamos nuestra piel se ve como realmente la tenemos, sin artificios. Lo mismo pasaría si quitáramos la silicona del pelo, que se vería como realmente lo tenemos

Otra ventaja de la silicona para el cabello es que lo protege de las agresiones externas como los rayos UVA, el frío, el calor, los secadores, las planchas, tintes...

Vídeos destacados del día

Es decir, todo aquello que puede estropear nuestra melena.

Entonces, ¿cuales son los inconvenientes de la silicona para el cabello?

Esta protección que ejerce la silicona en el cabello se debe simplemente a que esta se adhiere a cada fibra capilar de nuestra melena, es decir, recubre totalmente cada pelo creando una barrera protectora que no puede romper ni el sol, ni las temperaturas extremas, ni los productos cosméticos para el cabello. Pero tampoco deja respirar al cabello, y aquí reside el problema. El cabello se encuentra recubierto de una película de silicona impermeable que hace que poco a poco se vaya estropeando y vaya perdiendo brillo. Esto también hace que las puntas se abran más fácilmente. En definitiva, tenemos un cabello castigado y estropeado, pero como lo llevamos "maquillado" lo vemos estupendo.

¿Cuál es la solución?

La solución consiste simplemente en evitar en la medida de lo posible la silicona en los productos de cuidado capilar. Cuando vayamos a comprar un champú debemos fijarnos cuidadosamente en sus ingredientes y descartarlo si encontramos algún componente como "dimethicone" o "amodimethicone" o, en general, cualquier sustancia terminada en "-one".

En las perfumerías y en los supermercados podemos encontrar champús sin siliconas ni otros componentes perjudiciales, como los parabenos y los sulfatos, a muy buen precio. Debemos buscar, principalmente, aquellos que tengan ingredientes naturales (como aceite de coco, por ejemplo). Desgraciadamente, es mucho más difícil encontrar acondicionadores y mascarillas naturales. En este caso ya tendríamos que recurrir a productos naturales o ecológicos que se venden en tiendas especializadas, y por lo tanto, son algo más costosos. También existe una opción más económica, que es fabricar nuestros propios champús, acondicionadores y mascarillas en casa con ingredientes naturales, económicos y fáciles de encontrar.