Angelina Jolie, no solo está casada con el atractivo Brad Pitt, sino que es considerada un icono de la belleza y la sensualidad. La actriz, tiene un rostro perfecto, con unos preciosos ojos azules almendrados, unos pómulos altos, una melena larga y sedosa, una piel blanca y perfecta y sobre todo, unos labios gruesos y sensuales. Es sin duda el rasgo más característico de Angelina y desde que apareció en la película deTom Raider”, las operaciones estéticas de labios y las infiltraciones, se han disparado a nivel mundial.

Yo te voy a dar unos sencillos consejos que te ayudaran a conseguir unos bonitos labios carnosos naturales, sin necesidad de agujas o dolorosas infiltraciones.

  1. Truco del cepillo de dientes: prueba a exfoliar tus labios con un cepillo de dientes. Pasa las cerdas del cepillo de forma suave, sin presionar mucho para no irritarlos. Inmediatamente notarás como la sangre fluye a los labios y éstos parecen más rojos y más gruesos.

  2. Truco del delineado: utiliza un delineador del mismo tono de tus labios, nunca más oscuro o se verá muy artificial y antiestético. Perfílalos un poco por fuera del contorno de éstos y pon un poco de gloss en la mitad del labio inferior. Visualmente aumentaran del doble de tamaño.

  3. Truco de la pimienta cayena: prueba un gloss con pimienta cayena y aplícalo en tus labios. El picante hará que se active la circulación y provocará que aumenten de tamaño considerablemente.

  4. Truco del lápiz blanco: emplea un lápiz blanco para colorear el centro del labio inferior, después aplica un labial rosa y funde ambos, hasta que no queden diferencias. Pon un poco gloss en el centro del labio inferior, para que parezcan más gruesos.

  5. Truco del lápiz rojo: prueba a delinearlos por fuera, de forma muy sutil y natural con un delineador rojo. Ten cuidado de que no se extienda por fuera, pues el efecto es vampírico, como si hubieras chupado sangre. Pinta tus labios de color rojo y no te olvides del toque de brillo en el centro del labio inferior.

  6. Truco de la sal o el azúcar: exfolia tus labios con granitos de sal o azúcar, con una toalla húmeda. Hazlo de forma muy suave, para evitar que se irriten. Es un truco con efectos parecidos al del cepillo de dientes.

  7. Truco del labial con colágeno: en las farmacias venden labiales con colágeno, que son buenos para conseguir resultados a largo plazo. Éstos aportarán volumen a tus labios de forma natural y duradera.

Por último, me gustaría añadir y recomendar el gloss de Too Faced, llamado Lip Injection No me han pagado por anunciarlo.

Vídeos destacados del día

Lo he probado, y aunque produce un picor que no es agradable al principio, si consigue aumentar el tamaño de los labios y que éstos se vean más turgentes.

¡Felices labios y felices besos!