¿Qué es el TOC? El abreviado TOC, es el archiconocido "Trastorno Obsesivo Compulsivo". Esta enfermedad psicológica afecta al 2% de la población y se caracteriza porque la persona que lo sufre tiene obsesiones, imágenes, compulsiones recurrentes sobre el mismo tema. Los más conocidos y los que más suelen afectar a la población son los enfocados a la limpieza, al orden, a que todo esté en su sitio y perfectamente limpio. ¿Que ocurre si esto no se produce o ellos creen que no se produce? Es entonces cuando comienza la verdadera pesadilla. Sufrirán ansiedad y se verán obligados a comprobarlo todo, en algunos extremos los pensamientos y las imágenes pueden apoderarse y dar lugar a una verdadera crisis.

Pero, ¿qué es el TOC de amores? Ahora trasladar todo lo que he escrito a una relación romántica. El TOC de amores, es cuando de repente, tú que llevas un tiempo con tu pareja y que sabes que la quieres, comienzas a tener pensamientos negativos. ¿Y si no lo quiero? ¿Y si estoy con él por estar? Lo que siempre te había gustado de esa persona, ahora lo odias. Ayer lo amabas pero hoy sientes que no merece la pena. Es un conjunto de sensaciones encontradas. 

En el momento en el que tú entras en una de estas crisis, te conviertes en una persona enajenada que no es capaz de percibir la realidad en torno a su pareja. Si la crisis dura cinco días, serán cinco días de pensamientos negativos e intrusivos hacia esa persona. Y después llegará la paz. La paz momentánea.

Es un circulo vicioso, habrá días en los que te encuentres fatal y otros en los que podrás sobrevivir sin ningún tipo de pensamiento abordando tus entrañas.

Vídeos destacados del día

Lo mejor es no luchar contra estos pensamientos, una vez que los tienes "abrázalos", escúchalos, y entonces disminuirán. Si, por el contrario, decides luchar contra ellos, harás importantes estos pensamientos y se volverán fuertes.

Es necesario que la persona que sufre de este problema sea consciente de que todo es fantasía. Es una tortura psicológica verdaderamente dolorosa, porque tu mente te manda señales que tu no quieres aceptar porque sabes que quieres a tu pareja. En la mayoría de los casos provoca la ruptura, pero no soluciona el problema. Con tu siguiente pareja volverá a pasarte igual, es como tomarte un paracetamol para una apendicitis, en el momento te aliviará pero la enfermedad seguirá ahí. 

Lo más recomendable en estos casos es hablar. La comunicación es indispensable, que tu pareja sepa lo que te pasa, y te comprenda (aunque esto pueda no ser fácil) y no sucumbir a ningún tipo de pensamiento. Y aprovechar los días de lucidez al máximo y agarrarte a ellos. Que la "enfermedad romántica" no acabe con el amor sino que lo haga más fuerte, y no habrá tormenta que os separe.