La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha decidido que el cuñado del Rey de España, Iñaki Urdangarín, pase a régimen de semilibertad. Este nuevo escenario significa que mantendrá el segundo grado, pero con la aplicación de hecho del artículo 100.2 de la actual normativa penitenciaria.

Esto en la práctica supondrá que el marido de la Infanta Cristina pueda llevar a cabo acciones de voluntariado o incluso salir del centro penitenciario para trabajar, a cambio de que tenga que regresar todas las noches al mismo para pernoctar.

Esta decisión se ha tomado tras un informe llevado a cabo por la Junta de Tratamiento de la cárcel de Brieva, en la provincia de Ávila, donde está cumpliendo la pena el yerno de Juan Carlos I, recluido algo menos de tres años, concretamente desde el mes de junio de 2018, tras haber sido condenado con una pena de 5 años y 10 meses de cárcel debido a su culpabilidad en el caso Noós por corrupción, en el que fue absuelta de esposa, Cristina de Borbón.

Cambio de prisión para Iñaki Urdangarín

Esta decisión conllevará, por otra parte, que tenga un cambio en el centro penitenciario, para pasar a partir de la ejecución de este cambio en su condición penal al Centro de Inserción Social (CIS) que está ubicado en la localidad madrileña de Alcalá de Henares, mucho más cercana a la capital de España y que le permitirá salir todos los días, aunque tenga que pernoctar cada noche en su nuevo destino para cumplir la pena. Hasta el punto de que el antiguo duque de Palma dispondría de más tiempo para estar con su familia, es decir con su mujer y con sus hijos.

A Iñaki Urdangarín se le aplicará un programa de reinserción

Esta nueva medida penitenciaria supondrá que Iñaki Urdangarín además disponga de un fin de semana libre cada mes para estar junto a su familia en el domicilio conyugal.

De todas formas, los beneficios de esta normativa estarán a expensas de que el preso se someta a un plan de reinserción que viene estipulado para los condenados por delitos económicos. En cualquier caso, se trata de una sustancial mejora respecto a las condiciones en las que se encontraba hasta ahora en la cárcel de Brieva.

Suspendidas las visitas con la COVID-19

Se da la curiosidad de que esta cárcel en la que cumple condena desde 2018, la de Brieva, está destinada para mujeres, pero fue elegida por el cuñado de Felipe VI por estar más cerca de Madrid y no ser uno de los centros penitenciarios más conflictivos del país, aunque desde la aparición de la pandemia se han suspendido todo tipo de visitas para los reclusos y también han terminado afectando a uno de los miembros de la Casa del rey durante el reinado de Juan Carlos I.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Casa Real
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!