Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, acudió a una manifestación contra la Ley Celaá este domingo, para defender la educación especial. Pero, dos días después, parece que se contradice al despedir a 388 profesores de refuerzo para alumnos con necesidades especiales. Ayuso se reunía, no hace ni un mes, el pasado 25 de noviembre, con representantes de familias con alumnos en centros de educación especial para mostrar su apoyo al colectivo.

En su momento, la presidenta de la Comunidad de Madrid afirmaba que cada familia y cada niño es diferente, y debían ser estos quienes escogieran su camino, “no debemos confundirles ni obligarles a coger un itinerario y perder tiempo fundamental”.

Ahora, parece que ese apoyo ha desaparecido, al prescindir de tal cantidad de profesores destinados al apoyo de este alumnado.

Ayuso defendía que su Gobierno sería un dique de contención contra la LOMLOE

El Ejecutivo de Ayuso se deshacía de casi 400 puestos de trabajadores de educación especial, tan solo 48 horas después de haber acudido a la manifestación contra esta normativa. La presidenta afirmaba que Madrid sería un dique de contención contra la libertad educativa y aseguró que defenderá la educación especial “donde sea necesario y cueste lo que cueste”.

La Ley Celaá ataca a la libertad de las familias, había afirmado Isabel Díaz Ayuso

Además, en la manifestación que tuvo lugar en el Paseo de la Castellana contra la Ley Celaá, Isabel Diaz Ayuso, explicó que esta normativa “no resuelve ninguno de los problemas” que tienen los alumnos actualmente, por el contrario, si “ataca a la libertad de las familias”.

Después de esta puesta en escena, la presidenta ha despedido a 388 maestros, 340 dedicados a la pedagogía terapéutica y 44 de audición y lenguaje. En total, la Consejería de Educación de Madrid ha decidido no renovar los contratos de 1.117 profesores que se incorporaron a los centros a principios de curso como refuerzo contra la Covid-19, estos contratos finalizan este martes, 22 de diciembre.

UGT critica a Ayuso por jugar con la educación 'con fines partidistas'

Para UGT, la decisión de la Consejería de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid es “inaceptable” y ha criticado la actitud de Ayuso por jugar “con la educación con fines partidistas”, por la actitud del Ejecutivo regional frente a la Ley Celaá. En un comunicado, el sindicato de UGT ha señalado que, en estos últimos días, “el Gobierno madrileño ha tomado algunas decisiones vacías de contenido” y que ha querido vender como “urgentes” cuando ni siquiera “son ciertas ni nos blindan” contra la nueva posible ley de educación.

UGT considera que las últimas actuaciones de la Comunidad de Madrid van dirigidas a “incitar a la ciudadanía en contra del Gobierno central”. Concretamente, se refiere a la noticia del adelanto para el proceso de admisión para el curso 2020/21 para garantizar la libertad de las familias para la elección de centros.

Ayuso desoye las peticiones de los sindicatos

Desde los sindicatos como del resto de las fuerzas políticas de la Asamblea de Madrid, han pedido al Gobierno de Ayuso que renueve los contratos de los docentes. Los sindicatos mayoritarios de la educación pública registraron el pasado 10 de diciembre una “solicitud de negociación colectiva”, además de la suspensión cautelar de los despidos de 1.117 profesores de refuerzo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!