El nuevo libro de la periodista y escritora Pilar Eyre, lanzado el jueves 12 de noviembre, significa un nuevo y atrapante viaje al corazón de una de las monarquías más icónicas de Europa. Una monarquía con un corazón hoy cuestionado y casi en paro en la figura de Juan Carlos I, el rey emérito, el rey en fuga, el rey controvertido.

El libro, titulado ‘Yo, el rey’, invita a un viaje en los recovecos de la persona que sostuvo la corona ante los ojos de los españoles, la institución que garantiza el régimen político y la estabilidad de España. Pero también lo muestra como lo que verdaderamente es: un hombre, un niño, un adolescente.

Un instrumento para su padre y para Franco. La obligación de su matrimonio con Sofía de Grecia, sus enojos, sus escapes y sus ‘in fraganti’.

'Yo, el rey' es una biografía descarnada de un personaje con muchos claroscuros

Resulta contradictoria la anécdota que cuenta Pilar Eyre sobre el poderoso Juan Carlos I amenazando a la reina Sofía, cuando hoy lo muestran anciano y sumergido en un triste crepúsculo, lejos del poder que supo construir y sostener. Un rey fuera de sí que amenaza a la reina con sacarle su título y anular el matrimonio.

Es que las páginas de ‘Yo, el rey’ están repletas de jugosos relatos donde el romanticismo principesco no tiene entrada en la vida de los borbones y la Casa Real española. Y puertas afuera también, ya que las escapadas de Juan Carlos I y su fama de ‘donjuan’, valga su nombre, trascienden las paredes de la Zarzuela a tal punto que Sofía necesita cerciorarse con sus propios ojos.

No tiene desperdicio el relato de esa búsqueda de lo ya imaginado por la cabeza de la esposa: un verdadero cuadro bizarro, donde no faltan los cuerpos desnudos, una cama enorme, ropa desperdigada y el grito de una Mujer sorprendida.

Las infidelidades que colmaron a Sofía y su partida a la India con el heredero

Ese hecho puntual, relata el libro, es la gota que colmó el vaso de la reina Sofía, quien decidió fugar su enojo y desencanto en unas largas vacaciones con su madre, la reina Federica de Hannover, a la India.

Pero, lo que es peor, con los niños: las infantas y Felipe, el heredero. El hijo varón tan esperado que cuando finalmente llegó, le fallaron las piernas al rey.

Que se despida de ser reina. Haré anular el matrimonio, diré que ella no estaba convencida de hacerse católica y a la m*.

¡Y Felipe, conmigo!’ tronó el rey a su suegra Federica, para que Sofía tenga bien claro qué es lo que verdaderamente le importaba a su marido.

El rey emérito es quien hoy se encuentra fuera de España

El tiempo, los años, invirtieron las fichas. Felipe, hoy rey, fue el ansiado heredero de sus padres. Sofía vivió años de matrimonio donde siempre sobrevoló la idea de un divorcio. Pero en este lamentable ocaso, es el rey quien debió hacer las maletas y marcharse lejos. En el libro de Pilar Eyre, ‘Yo, el rey’, la biografía del monarca consuma los detalles de dos personalidades opuestas: un elegante y poderoso seductor y su esposa Sofía, la reina amargada, angustiada y sometida por la amenaza de un divorcio que nunca llegó. Pero que está más vigente que nunca.

Sigue la página Casa Real
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!